Actualidad

Centro Regional de Adiestramiento Canino es un referente regional

El CRAC, en operaciones propias y combinadas con otras unidades policiales, en el presente año logró incautar 23, 96 toneladas de droga.

QUITO. El Centro Regional de Adiestramiento Canino (CRAC) ha logrado un importante crecimiento y ha ampliado su capacidad operativa en estos 27 años de trayectoria.

Su trabajo y lucha sin tregua en contra el tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas, terrorismo, delincuencia en general y servicio a la comunidad; le ha permitido desarrollarse en 17 unidades en el país, cuya matriz se sitúa en Quito y la segunda base, en Guayaquil.

Su director, mayor Iván Ayala, destaca la eficiente labor del centro. “El CRAC está creciendo, gracias al apoyo gubernamental y Alto Mando que ven en esta dependencia un notable acercamiento con la ciudadanía, así como el duro combate a la delincuencia y de manera especial contra el narcotráfico”.

El CRAC, en operaciones propias y combinadas con otras unidades policiales, en el presente año logró incautar 23, 96 toneladas de droga, una cifra superior a la obtenida en el 2014, año en el que se decomisó 18, 48 toneladas.

En el área de guardia y defensa, creada hace tres años, la participación de canes detectores de restos humanos que rastrean a personas desaparecidas, ha tenido excelentes resultados y acogida por la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) para colaborar con su labor en el territorio ecuatoriano.

Así también, se destaca el trabajo desplegado por la Escuadra de Show y espectáculos, infaltable en los programas organizados en los colegios y escuelas con diferentes motivos y son quienes sacan sonrisas y aplausos a todo el público que presencia estas demostraciones caninas. Desde enero al 23 de diciembre de 2015, esta escuadra registra 866 presentaciones.

La canoterapia, actividad que se ha consolidado con el tiempo, beneficia de manera gratuita a niños y niñas con discapacidad, quienes interactúan con los canes. Además, hace seis años nació el proyecto de adiestramiento canino básico para mascotas ante la gran demanda de la ciudadanía que ha tomado conciencia de un manejo responsable con sus mascotas.

El director del CRAC indicó que en el presente año, gracias a la gestión del Ministerio del Interior y Comandancia General de la Policía se adquirieron 30 canes de origen holandés para detección de drogas y restos humanos. En este marco, empezó un curso hace 10 días y se estima su graduación para mayo del próximo año. 23 de los canes están destinados al campo de drogas y los demás para la detección de restos humanos.

El CRAC, durante sus 27 años de existencia, se ha constituido en una unidad policial referente no solo en el país sino en toda la región. Personal altamente calificado y canes debidamente adiestrados aportan a la seguridad ciudadana. (El Ciudadano/La Nación)