Economía

Central Manduriacu fue inaugurada

Manduriacu es la primera central hidroeléctrica que entra en funcionamiento, de las ocho que construye el Gobierno y que forman parte del cambio de la matriz energética.

QUITO. En un acto programado para las 11:00, en Pichincha –Imbabura, el presidente de la República, Rafael Correa, y funcionarios de Estado inauguraron ayer oficialmente las operaciones de la central hidroeléctrica Manduriacu.

“”La revolución siembra a su paso alegría y esperanza. Los primeros beneficiarios son los pobladores de la zona de Manduriacu. Con este cambio de matriz energética se ahorra 186.000t de dióxido de carbono que equivale a quitar 91.000 vehículos”, dijo

La obra, que aporta al país con e 60 MW y producirá 367 GWh anuales de energía para abastecer el consumo de 250 mil familias ecuatorianas, representó un costo de $ 192 millones.

En la ceremonia, además del Jefe de Estado, estuvo vicepresidente Glas y los ministros de Electricidad, Esteban Albornoz, y Sectores Estratégicos además del gerente de Celec Enernorte, Victor Hugo Jácome.

Esta central hidroeléctrica, ubicada entre las provincias de Pichincha (Pacto y García Moreno de Quito) e Imbabura (Cotacachi). La construcción estuvo a cargo de la brasileña Odebrecht.

Según el Ministerio de Electricidad y Energía Renovable (MEER), el proyecto además beneficia directamente a más de 10 mil habitantes a través de planes de mejoramiento de vías, construcción y rehabilitación de puentes, centros de salud rural. También elaboró estudios para la implementación de sistemas de agua potable, alcantarillado, manejo de desechos sólidos y electrificación, campañas de salud oral, nutrición y control epidemiológico.

La central consta de una presa de hormigón de 60 metros de altura, capaz de almacenar hasta 10 millones de metros cúbicos de agua, y una casa de máquinas con dos turbinas Kaplan de 33 megavatios cada una, con sus respectivos generadores, que serán los encargados de transformar la energía del agua en energía eléctrica.

Durante la construcción de esta obra emblemática, se generaron 2450 empleos directos, de los cuales el 98% correspondió a mano de obra nacional, en su mayor parte proveniente de las zonas de influencia del proyecto.

El ministro de Electricidad y Energía Renovable, Esteban Albornoz señaló que “Manduriacu significa un ahorro de $80 millones al año. Con todas las centrales ahorraremos $ 1.000 millones”. (DO/La Nación)