Economía

Cenace: Hacen falta 1.080 megavatios para afrontar crisis eléctrica y no depender de Colombia

El próximo estiaje será más agresivo y arrancará un mes antes de lo previsto, advierte Cenace. Estas son las recomendaciones del operador.

Ecuador requiere contratar un total de 1.080 megavatios de generación eléctrica para afrontar la crisis eléctrica de 2024 y 2025, si no quiere depender de la venta de electricidad de Colombia, que no ofrece garantía de suministro fijo, sugiere el operador nacional de electricidad Cenace. Según el Plan de Operación del Sistema Nacional Interconectado de Cenace, actualizado en abril de 2024, para el período abril-agosto de 2024 se necesita la «incorporación inmediata» de 500 megavatios de generación eléctrica.

Y para el estiaje que va de septiembre 2024 a marzo 2025, el país requiere de la incorporación adicional de 580 megavatios de generación, lo que da un total de 1.080 megavatios.

Eso equivale a poner en operación una hidroeléctrica similar a Paute, que con 1.100 megavatios es la segunda más grande de Ecuador, luego de Coca Codo Sinclair que tiene 1.500 megavatios.

El Cenace advierte que este año los caudales en el complejo de embalses Mazar- Paute comenzarán a bajar en septiembre, un mes antes de lo habitual.

Y será una sequía más agresiva, dados los menores caudales que se presentarán respecto de los niveles históricos en la zona de la Cuenca de Paute; en especial, en los meses de octubre de 2024, febrero y marzo de 2025.

Riesgos latentes de cortes de luz Hay riesgo de cortes programados de luz entre lo que resta de 2024 y febrero de 2025, lo advierte en un informe el operador estatal de energía Cenace. En el Plan de Operación del Sistema Nacional Interconectado, actualizado en abril de 2024, el Cenace advierte que, con las centrales de generación de electricidad existentes y las plantas que tienen que entrar en operación, «no es posible garantizar el continuo abastecimiento de energía eléctrica» en el país en esos meses.

El riesgo de cortes programados de luz por falta de electricidad estará latente incluso durante los meses entre abril 2024 a septiembre de 2024, cuando usualmente hay lluvias. El Gobierno ha reconocido que la crisis eléctrica no se ha superado, aunque -por ahora- suspendió los cortes de luz programados hasta el 9 de junio de 2024.

Acciones a corto plazo

Como parte de las conclusiones del Plan de Operación del Sistema Nacional Interconectado, Cenace presenta una serie de acciones a corto plazo que deben tomarse para enfrentar el estiaje, entre ellas:

La puesta en funcionamiento de las nuevas plantas de generación proyectadas para el período abril 2024 a marzo 2026, en las fechas definidas, como muestra el siguiente cuadro:

Nuevas centrales de generación de electricidad planificadas

En megavatios de potencia

Table with 5 columns and 8 rows.
oct-24 Bloque 1 de 300 MW Pública Termoeléctrico 400.0
Oct-24 hasta abr-25 Energyquil Privada Termoeléctrico 192.3
nov-24 Alluriquín Pública Hidroeléctrico 205.4
mar-26 El Aromo Privada Fotovoltaico 200.0
mar-26 Villonaco III Privada Eólico 110.0
oct-25 Bloque 2 por 200 MW Pública Termoeléctrico 300.0
ene-26 Machala Gas Tercera Unidad Pública o Privada Termoeléctrico 77.0
ene-26 Bloque 1: Energía Renovables No Convencionales (fotovoltaico) Privada Fotovoltaico 317.6

La instalación de las nuevas unidades de generación y la provisión de gas natural para las plantas de Termogas Machala, a fin de preservar la producción y los márgenes de reservas de energía eléctrica.

Gestionar los recursos económicos para las importaciones de electricidad a su máximo valor (450 MW) para asegurar el abastecimiento eléctrico, en particular, durante los períodos de estiaje y las paradas por mantenimiento.

Gestionar los recursos económicos para la compra y transporte de magnitudes de combustibles acordes a la sequía severa y coordinar con Petroecuador el suministro oportuno de grandes volúmenes de fuel oíl, residuo y diésel requeridos por el sector eléctrico durante los períodos de estiaje.

Las empresas generadoras deben gestionar oportunamente los procesos de contratación y los recursos económicos requeridos para el mantenimiento del parque hidroeléctrico y para el mantenimiento del parque termoeléctrico.

Gestionar con Celec Transelectric y las empresas de distribución la ejecución de los planes de expansión prioritarios, a fin de poder garantizar el abastecimiento de la demanda actual. Gestionar con la ciudadanía, instituciones públicas y privadas un plan de ahorro y eficiencia energética.

Gestionar la provisión de gas natural para la operación a plena capacidad de las plantas de Termogas Machala, a fin de preservar la producción y los márgenes de reservas de potencia y energía eléctrica.

Acciones a mediano plazo

Estas son las principales acciones que recomienda Cenace ejecutar en el mediano plazo para el correcto funcionamiento del Sistema Nacional Interconectado:

Crear un entorno favorable para la inversión privada y alianzas público-privada en el sector energético, mediante la implementación de marcos regulatorios claros, estables y transparentes.

Implementar políticas, incentivos y programas que fomenten la generación distribuida y la eficiencia energética para aliviar la congestión sobre la red eléctrica centralizada y reducir la demanda de energía.

Iniciar la construcción de los proyectos Villonaco III, El Aromo y del Bloque ERNV 500 megavatios.

Realizar un nuevo lanzamiento de los proyectos PPS de Ciclo Combinado de 400 MW y de reforzamiento de la interconexión del sistema nororiental con el sistema eléctrico nacional.

Impulsar el ingreso de la tercera unidad de la central Termogas Machala y del ciclo combinado, que aportarían con una capacidad de generación adicional de 187 MW al sistema.

Acelerar el desarrollo del proyecto de interconexión Ecuador – Perú a 500 kV, hito muy relevante considerando la complementariedad hidrológica entre los dos países y su importancia en el proceso de integración regional.  Poner en marcha un plan de ahorro y uso responsable y eficiente de la energía.

Dado el potencial de recursos hídricos, solares y eólicos en el país, se debería priorizar el desarrollo de proyectos de energía renovable en el mediano y largo plazo.

Invertir en del país.

El Viceministerio de Electricidad debería ordenar la ejecución del Plan Maestro de Electrificación, determinado para alcanzar la suficiencia en la producción de energía eléctrica en el país.

Fuente:  PRIMICIAS