Opinión

CASTILLOS EN EL AIRE

Antonio Aguirre Medina / Guayaquil

[email protected]

Con la seguridad de que la bancada del Gobierno en la actual Asamblea Nacional manifieste decenas de veces que el inamovible prófugo de la justicia abogó con alma, vida y corazón para que nuestro país sea sancionado a nivel internacional, creo que nada podrán hacer para sancionar al autor de una posible traición a la patria.

En ninguna instancia local o internacional podrán lograr encausar legalmente al autor de una posible traición a la patria, todo por falta de personal idóneo que actúe en serio y sin ningún tipo de interés político para que represente y defienda a la patria que nos vio nacer, a la que todavía no aprendemos a hacer respetar.

Tan pobre y desarticulada es la actual administración del Estado que una ilustre y valiente señora Ministra de Estado, a título personal, ofreció presentar una demanda por traición a la patria en contra del prófugo, del cual todavía no se sabe nada.

Presidente Noboa, con el debido respeto, le recuerdo que no hay peor sordo que el que no quiere escuchar. Si usted continúa con su actual mediocre equipo de Gobierno, salvando unas pocas excepciones, difícilmente cumplirá su corto período y, por ende, la lógica consecuencia sería que su reelección sería casi imposible.