Opinión

CASO OLONCITO

Ing. agro. Brenda Mendoza Pimentel

MSc Manejo de Recursos Naturales Renovables

FORO AGROPECUARIO ECUATORIANO

 

 

Como diría en algún momento el eterno candidato que todos sabemos; “se armó el despelote” el caso que en estos días está colmando las redes y diferentes medios de comunicación es el tema de un área protegida donde se pretende levantar unas edificaciones privadas. Ahora la Asamblea ha llamado a la ministra de ambiente a dar las explicaciones del caso, veremos si asiste a esa convocatoria, porque también han llamado a otros ministros, pero se han negado a asistir a esa invitación. Cabe señalar que según la Constitución del Ecuador nos indica en su Art. 3.- Son deberes primordiales del Estado, específicamente en su literal 7. Proteger el patrimonio natural y cultural del país. Principios teóricamente inviolables, no quisiera pensar que se designó a una representante de la cartera de ambiente muy básica justamente con la finalidad de que se aprueben permisos a conveniencia del sector privado y no de la colectividad.

Para ponernos en contexto señalaremos una definición de área protegida: “Son espacios geográficos claramente definidos, reconocidos y gestionados, mediante medios legales u otros tipos de medios eficaces para conseguir la conservación a largo plazo de la naturaleza y de sus servicios ecosistémicos y sus valores culturales asociados” (Dudley).

Claro también hay que tener en cuenta que los adversarios políticos del actual gobierno están usando este tema de manera reiterada a fin de desmerecer las buenas acciones que pudiera tener, no obstante: el asunto traerá cola ya que aparentemente todo ha sido preparado para favorecer intereses personales; en este momento el primer mandatario deberá actuar con mucha cautela y asesorarse muy bien, no solo políticamente sino con el Código Orgánico Ambiental (C.O.A.) en la mano, no se le ocurra apoyarse en su ministra del M.A.A.T.E. porque la pobrecita hasta cree que el río más largo del mundo está en Manabí, imagínese que apoyo podría ofrecerle