Ciencia

Casi 1 de cada 12 estadounidenses se enfrenta a la depresión

moderada a grave en las dos últimas semanas del periodo del estudio.

ESTADOS UNIDOS. Casi el 8 por ciento de los estadounidenses a partir de los 12 años de edad estaban moderadamente deprimidos entre 2009 y 2012, reportaron las autoridades sanitarias de EE. UU.

“No hay suficientes personas que obtengan un tratamiento adecuado para la depresión”, señaló Pratt, epidemióloga del Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

“Las personas con depresión grave deben recibir psicoterapia. Algunas podrían necesitar unos regímenes farmacológicos complejos, lo que los psiquiatras están más equipados para ofrecer, lo que hace que el hecho de que apenas el 35 por ciento de las personas con depresión grave hayan visto a un profesional de la salud mental sea incluso más preocupante”, comentó.

Simón Rego, director de entrenamiento en psicología del Centro Médico Montefiore y del Colegio de Medicina Albert Einstein en la ciudad de Nueva York, comentó que las estadísticas de los CDC son coherentes con los hallazgos de investigaciones anteriores.

“Gran parte de la información no es nueva ni sorprendente”, dijo. “Pero lo decepcionante es que las tasas de tratamiento hayan seguido siendo tan bajas”.

Eso es un problema porque una depresión más grave conduce a unas dificultades más serias en el trabajo, el hogar y las actividades sociales, y las personas raras veces experimentan una remisión sin tratamiento, apuntó Rego.

“Sin duda se necesita más trabajo para educar al público sobre los síntomas de la depresión, el impacto importante que puede tener sobre el funcionamiento de alguien, y los beneficios de buscar a un profesional de la salud mental con un entrenamiento adecuado”, añadió Rego.

La buena noticia es que hay tratamientos altamente efectivos disponibles para la depresión, entre ellos intervenciones psicológicas a corto plazo como la terapia cognitivo conductual y la psicoterapia interpersonal, además de fármacos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), apuntó Rego.

Según el Instituto Nacional de Salud Mental de EE. UU., los síntomas de depresión incluyen: una tristeza o ansiedad persistente, sentimientos de desesperanza, sentimientos de culpa, futilidad, inutilidad, pérdida de interés o placer en las aficiones y actividades, falta de energía y fatiga, dificultades para concentrarse, recordar y tomar decisiones, entre otros. (Internet/ La Nación)