Economía

Carrera: Reapertura de bono de deuda externa preocupa

Según el economista Carrera, el Gobierno está cometiendo un “grave error de política económica”, al colocar nuevas deudas con altas tasas de interés.

GUAYAQUIL. El jueves pasado, el Gobierno informó sobre la colocación de $750 millones en la reapertura del bono de deuda externa al 8,5% de interés, con plazo hasta 2020. Este crédito busca sostener el plan de inversión anual planteado por el Gobierno de Rafael Correa, el cual se ha visto afectado debido a la caída del precio del petróleo y la apreciación del dólar.

Según informó el ministerio de Finanzas, estos fondos servirán para fortalecer las reservas monetarias del país y cumplir con programa de inversión. Pero, para Jaime Carrera, director del Observatorio de la Política Fiscal y analista económico, el Gobierno está cometiendo un “grave error de política económica”, al colocar nuevas deudas con altas tasas de interés.

“Con esto lo que se hace es debilitar el futuro económico del país y atentar contra la posibilidad de inversiones y en general de crecimiento en el futuro de la economía y de las posibilidades de reducir la pobreza. No está bien que Ecuador siga endeudándose cuando tiene problemas estructurales que enfrentar”, indicó Carrera.

En ese sentido, el economista a su criterio consideró que lo más viable para enfrentar esta situación es reducir el “gasto público y el déficit” y no persistir en este tipo de endeudamientos.

El jueves pasado, en un conversatorio con la prensa, el Presidente de la República, Rafael Correa, manifestó que “siempre estuvo planificada la emisión de bonos, pero lo pusimos en marzo justamente porque falló parte del programa, pero eso siempre ocurre”.

Puntualizó además que cuando estaban negociando los bonos, cayó grandemente el precio del petróleo y, “tuvimos que colocar esos bonos a una taza cara para los últimos años, 10.5%. Las cosas han mejorado hoy hemos colocado $750 millones a 8,5%, lo cual demuestra cómo el mundo financiero aprecia lo que se está haciendo en Ecuador”.

Correa, así mismo aseguró que el programa financiero está cerrado, es decir cubre la necesidad del Fisco, para este año. “Seguimos con la inversión más grande del país”, puntualizó.

Para Carrera, las afirmaciones del mandatario ecuatoriano, más bien demuestran la debilidad del país y el alto riesgo.

Ejemplificó que México, en el mes de abril colocó bonos por $1500 millones, al 4% de interés, Colombia colocó en marzo mil millones de dólares a 35 años y al 5% de interés, Uruguay colocó en febrero $1200 millones a 35 años y al 5% de interés. “Evidentemente pueden verse las diferencias, cuando un país sale a los mercados con alto costo, lo único que hace es demostrar su debilidad económica”.

Resaltó que existen efectos negativos en la economía general en el país. “Si una empresa de Ecuador quiere salir a financiar sus actividades, a comprar maquinaria, para invertir, el referente del crédito en el exterior para esa empresa es del 8,5%” a diferencia de los otros países latinoamericanos que manejan créditos entre el 4% y 5% lo que les resulta mayor oportunidad para desarrollar su economía a diferencia de Ecuador, explicó.

Entre las deudas que mantiene el Ecuador actualmente, Carrera enumeró: “en el 2020 tendríamos que pagar $750 millones de la reciente deuda en bonos; hay que pagar $2mil millones de los bonos 2024; en diciembre de este año hay que pagar $650 millones que vencen de bonos 2015; hay las deudas de China que tienen plazo de vencimiento en el futuro; hay otras deudas”, indicó.

Por esa razón, el economista reiteró que Ecuador debería esperar perspectivas de crecimiento de finanzas públicas sólidas. “Si el Ecuador se endeuda ahora incluso, lo que debería hacer es generar las condiciones para que el país crezca, para que las finanzas públicas sean saludables y pueda pagar al menos las deudas del futuro”, dijo.

En ese sentido, Carrera recomendó que el gobierno debería definir un programa fiscal de al menos cuatro años, que reduzca paulatinamente el gasto público, que tienda al equilibrio de las cuentas públicas, cambiarse la política económica para atraer inversiones para que el país crezca.

“A medida que el país crece y las finanzas públicas tienden al equilibrio, el peso de la deuda pública va a bajar y el peso del gasto público en el estado va a volver a unos niveles razonables y manejables para la economía, pero necesitamos otro tipo de manejo fiscal”, puntualizó

Las reservas internacionales de Ecuador se ubicaron en $3.130 millones al 8 de mayo, el nivel más bajo desde enero del 2013 y la mitad de los $6.689 millones registrados en septiembre del 2014, desde cuando han tenido una sostenida baja, según datos del Banco Central. (VBF/La Nación)