Opinión

Carlos Reyes: El creador de ‘Fuego Azteca’

Una receta cacera se convirtió en toda una empresa, para deleitar los paladares exóticos de los guayaquileños.

GUAYAQUIL. Lo que un día fue la receta tradicional que reinaba dentro de la familia Reyes, hoy es el aditivo principal de la gastronomía ecuatoriana. Así inicia esta historia hace aproximadamente dos años, cuando el hermano de Carlos, Diego regresó a Ecuador por estudios universitarios en México y desde ese entonces  empezaron analizar qué cosa podían hacer para establecerse laboralmente en el país. Con el pasar de los días, luego de estudiar muchas propuestas del mercado y pensar en un producto que impacte y esté presente en las familias, nació la idea de ‘Fuego Azteca’.

Marca que se destaca por la elaboración de salsas picantes siempre con un toque artesanal y ecuatoriano, pero  sin dejar a un lado sus raíces mexicanas, ya que el abuelo paterno de  Carlos es de origen azteca.  Esta empresa se crea originalmente con una inversión aproximada de $4mil, de esta manera  Carlos y Diego empezaron a fabricar las salsas, siempre ajustándolas a la medida de los paladares guayaquileños.

Estos dos jóvenes emprendedores son los que elaboran las salsas, Diego quien estudió Ingeniería en Alimentos se encarga de determinar las cantidades precisas y el aditivo alimentario necesarios para los productos. Mientras que Carlos, en cambio, se encarga de la parte comercial.

Actualmente cuentan con un lugar más amplio para  realizar la distribución y el proceso de preparación de las salsas picantes como el habanero, habanero rojo con papaya, chipotle, jalapeño y cilantro, extra picante, entre otros, que se pueden encontrar a $3 cada frasco.  Su fábrica propia  está ubicada en Mapasingue Oeste.

Aquí, ellos usan ingredientes como ajos, tomates, chiles, pimientos, vinagre entre otros, que hacen que estas salsas  sean el mejor aderezo para complementar los platos guayaquileños.

A medida que cuenta su historia, Carlos también destaca los obstáculos que han tenido que superar para salir adelante como la compra de envases para colocar las salsas. En nuestro país, estos recipientes se venden al por mayor, pero el problema era que, al ser una empresa que comenzaba no querían arriesgar su pequeño capital para adquirir estos envases al por mayor.

Pero la constancia y tenacidad de los hermanos Reyes, hizo que vean la manera de conseguir material en el extranjero, todo para entregarles a sus clientes un producto de primera. Actualmente tienen un centenar de consumidores de estas salsas.

Con el crecimiento paulatino que tiene la marca día a día, los Reyes tienen como objetivo a mediano plazo, tramitar el registro sanitario para su marca para competir con otras conocidas y que Fuego Azteca está en las perchas de algunos mercados de nuestra ciudad.

Pero por el momento, los interesados pueden hacer su pedido a través del correo c.reyes@outlook.com o  a las redes sociales en Facebook Fuego Azteca, y en Twitter @Fuego_Azteca. (AGS/ La Nación)