Deportes

CARLOS AGUIRRE AVILÉS

Silvio Devoto Passano

sidepaderby@hotmail.com

UN TURFMAN DE EXCEPCIÓN

Así titulé un artículo publicado en la Revista “El Derby” en marzo del 2011 que no era otra cosa que un sumario sobre su dilatada y ejemplar trayectoria en el mundo hípico que lo apasionó desde niño como miembro de una familia que respira hípica desde hace poco más de un siglo.

Junto a su tía Isabel Avilés Elizalde formó el stud “La Ramada” que tuvo en Burilada y Oh La La sus primeros representantes y años después revivió el “Chantilly” de su señor padre que naciera allá por 1917 con el campeón Arrol  y luego con  el afamado Tole Tole, actores de épicos duelos con Alone y Topaze, respectivamente.

Excelentes purasangres acrecentaron la fama de la blusa celeste, crema y rosado que durante varias décadas estuvo entre las más ganadores de los varios hipódromos ecuatorianos con ejemplares de la talla de Galanto, Almirante, Salty Moon, Juanito, Nino Mori, Maremoto, Nayahue,  Terremoto y Tifón, entre muchos otros,

Como Criador aportó con el Haras “Las Colinas”  que prontamente entregó a dos ganadores de las tres Coronas, Dictador y Cayuga.

Durante tres períodos presidió la Asociación de Propietarios y Criadores de Caballos con singular acierto, debiendo destacarse la ampliación y remodelación total del Club House del “Santa Cecilia”, dos importaciones de productos chilenos, la presencia del afamado jinete uruguayo Irineo Leguisamo, un nuevo ordenamiento jurídico y económico, siendo junto a Miguel Salem Dibo, Raul Lébed Sigall y su hermano Antuco pieza clave para la rápida construcción del luego bien llamado Hipódromo “Carlos Aguirre Avilés”, puente salvador del turf ecuatoriano tras el cierre de Buijo.

Corta semblanza de un Hípico en toda la extensión de la palabra que le ganó a muchos en calidad humana y está en el corazón de quienes tuvimos la fortuna de conocerlo y haber sido merecedores de su invariable y sólida amistad.

Nos unimos a tan justa exaltación a uno de los más grandes valores de la Hípica ecuatoriana.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.