Ciencia

Cargografías, para saber a quién votas y de dónde viene

 

«Ahora queremos armar nuevas formas de visualización de la plataforma de Cargografías» para que el ciudadano pueda encontrar fácilmente los datos que necesite, según Rabaglia.

RÍO DE JANEIRO.  El proyecto Cargografías pretende poner un poco de luz para saber a quién se vota y de dónde viene, en especial cuando llega la hora de depositar una papeleta en una urna entre una lista de candidatos de los que se ignora el pasado y quién les ha ayudado.

Se trata de un proyecto nacido en Argentina en 2013 y que se traduce en una extensa cantidad de datos sobre cargos públicos, políticos e instituciones puestos en una línea de tiempo destinada a periodistas y ciudadanos muy interesados en la política, según dice a Efe, Martín Rabaglia.

Rabaglia es el promotor de uno de los doce proyectos que están siendo desarrollados en el Laboratorio de Innovación Ciudadana que la Secretaría General Iberoamericana (Segib) ha organizado junto al ministerio de Cultura de Brasil en Río de Janeiro.

Este ingeniero de sistemas bonaerense cuenta con la ayuda de nueve colaboradores venidos de Brasil, México, Venezuela, Ecuador y Colombia, que llevan doce días escudriñando páginas webs de instituciones públicas y privadas para crear una línea de tiempo con los datos.

«Es una plataforma que permite visualizar la carrera de los políticos a través del tiempo», explica el argentino, quien asegura que a él y a sus compañeros de proyecto les mueven «las ganas de entender la política latinoamericana».

La edición de Cargografías Brasil, que llega tras el buen resultado obtenido en Argentina, Uruguay, Paraguay y Colombia, ha conseguido analizar más de 3.000 cargos públicos de 1.500 políticos brasileños en menos de diez días.

Y pese a los buenos resultados en poco tiempo, Cargografías se marca como objetivo final llegar a los 8.000 cargos de 4.000 políticos del país sudamericano, que «permitirán entender mucho mejor la relación de poder en Brasil».

Para la colaboradora venezolana Arysbell Arismendi, la rapidez en la recopilación de datos se debe, además de a la cantidad de horas de trabajo colaborativo empleado, a la ley de acceso a la información pública que posee Brasil.

«En una semana tenemos 41 años de política brasileña», destaca esta periodista sobre el análisis de los cargos públicos que van desde presidente a gobernadores, pasando por senadores o alcaldes y que, según ella, van a «seguir expandiendo».

Asimismo, ya están abordando la otra parte del proyecto, la visual, para poder presentar un producto final al cierre del Laboratorio, este domingo, ante la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grysnpan, y el ministro de Cultura brasileño, Juca Ferreira.

«Ahora queremos armar nuevas formas de visualización de la plataforma de Cargografías» para que el ciudadano pueda encontrar fácilmente los datos que necesite, según Rabaglia.

Además, dentro de esta estrategia para que los ciudadanos latinoamericanos puedan saber a quién destinan su voto está prevista la realización de una guía de instrucciones -«unos futuros pasos»- para toda la plataforma.

«Queremos crear una red para que la plataforma crezca y cada país se haga más fuerte con su propia plataforma y las necesidades que tengan», zanja.

A juicio del coordinador de Innovación Ciudadana de Segib, Pablo Pascale, este es un proyecto «útil y necesario» que pretende «democratizar los datos públicos» a los que «los ciudadanos deberíamos poder acceder con mayor facilidad».

«Qué menos que saber a quién votamos. Cargografías es solo un inicio», dice Pascale, quien prevé que este será «un pistoletazo de salida para mejorar nuestra sociedad». (Efe/ La Nación)