Economía

Carchí creará asociación para administrar la quinua

En 2014 este cultivo pasó del séptimo al tercer lugar en el orden de producción en Carchi detrás de la leche y la papa. Se sembraron 1.500 hectáreas.

CARCHI. Existen mercados que empiezan a conocer la quinua como producto a granel, esos mercados ya tienen interés en productos procesados, pero hay que hacer todo un trabajo gradual. Primero promocionar el producto a granel, luego pasar a productos procesados, por este motivo, los productores de quinua del Carchí, provincia que limita con Colombia, buscan constituir una asociación para administrar su producto y los precios de venta al público.

Esto, una vez que el gobierno finiquite el proyecto de construcción de una planta procesadora que permitirá industrializar sus cultivos, anunciada por el ministro Javier Ponce, de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP).

Medardo Cadena en representación de los agricultores de Carchí, destacó que a futuro se prevé que la quinua ecuatoriana, por sus características orgánica y agroecológica, tenga un crecimiento sostenible, principalmente en el mercado internacional, basado en productividad, calidad y valor agregado.

“La variedad que nosotros cosechamos acá es la quinua tunkaguan, que es la quinua dulce. Se siembra de esta variedad porque se adapta a la altura, estamos a 3.200 metros (msnm), al momento tenemos 52 hectáreas sembradas, de las cuales seis son para producir y reproducir semillas y las otras 46 son de quinua convencional”, explicó el campesino.

El año anterior, en Carchi 253 familias sembraron este producto de origen andino. Ellas están ubicadas en los seis cantones de la provincia Espejo, Bolívar, Mira, Montúfar, Tulcán y Huaca. La producción se da entre los 1.600 y 3.200 metros sobre el nivel del mar, altura ideal para su cultivo.

Esta gramínea se siembra de noviembre a enero o febrero. En julio se cosecha y hay quinua hasta diciembre. Existiendo entre 5 500 y 6 000 hectáreas de cultivos de quinua en todo el país.

Desde junio del 2014, la Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA) compra quinua a los productores a un precio referencial de $ 100 por quintal de la variedad tunkaguan, que se caracteriza por su sabor dulce y por ser más comercial. El otro tipo es la nativa, conocida como amarga por su contenido de saponina y más demandada por la industria cosmética.

El producto debe tener, al momento de la venta, un 12% de humedad y 1% de impurezas. Esos son los parámetros que garantizan el consumo. Entre las políticas para sostener el mercado consta la promoción de una cultura de consumo. La iniciativa apunta a asegurar la soberanía y sostenibilidad alimentaria

Al respecto, Jairo Herrera, directivo de la UNA en Carchi, explicó que desde hace 15 días y durante los próximos 15, la UNA no está comprando quinua pues los precios están en proceso de revisión, debido a la competitividad que tiene Ecuador frente a Perú y Bolivia, que abarataron sus costos de exportación. (DO/La Nación)