Opinión

Otro cara de tuco más

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

Después que el Presidente de la Asamblea Nacional José Serrano en persona presentó en la Fiscalía de la Capital una denuncia sobre los casos violaciones a menores de edad en Instituciones Estatales de Educación, el ex Ministro de Educación que ahora es parte de la Asamblea Nacional debe sentir que está perdiendo el piso.

No por obra en lo denunciado, pero si por omisión al no sancionar a los responsables de la execrable conducta en contra de menores indefensos a quienes perjudicaron para toda su vida, los autores materiales eran desadaptados escogidos a dedo para ejercer la función importantísima de educar a la juventud sin tener la educación, peor la preparación necesaria.

Como en dos casos comentados en opiniones anteriores, alguien debe haberle ordenado al Ministro que emita los nombramientos sin el correspondiente sustento administrativo.

Esto es una de las tanta partes de la corrupción a la que nos tenían acostumbrados y que muchas veces eran motivadas desde las siniestras y aburridas sabatinas, consideradas por las auditorías a los medios públicos, como una de las causas principales de la quiebra de los medios incautados.

Si las condiciones continúan como espera el gobierno, la nueva mayoría parlamentaria estaría en capacidad de llevar a juicio político al Asambleísta y descalificarlo perdiendo su inmunidad y entregarlo a la justicia, si esto no ocurre la justicia divina y su conciencia se encargarán de sancionarlo.

Las opiniones vertidas en el medio son responsabilidad del autor.