Opinión

CAOS

Henry Rafael Silva Viteri

henry.silvaviteri66@gmail.com

 

El cómico cuántico cada día nos lleva a una situación caótica de la que difícilmente llegaremos a salir si no toma las acciones adecuadas para con mano firme y responsabilidad llevar al país a una situación de seguridad y confianza, con la que definitivamente podemos ir adelante y progresar tanto económica como socialmente.

 

Como él dijo, yo le recomiendo que coma otra vez arroz con huevo frito y se ponga a buscar las soluciones que necesitamos para paliar esta crisis, no aprovechó el viaje a China en donde pudo negociar el atraco que los chinos con el prófugo Correa Mameluco hicieron respecto a nuestro petróleo, pudo con decisión y entereza decirle a los chinos como las empresas truchas que impusieron para la construcción de hidroeléctricas, carreteras, hospitales, edificios públicos y demás hicieron trabajos que en este momento están a punto de colapsar y ya algunas colapsaron; pero el payaso cuántico no tuvo los pantalones para enfrentar a los chinos y todo quedó ahí.

 

Con respecto a la economía no da pie con bola, será porque está sentado en su silla cuántica de ruedas y solo pensando en todo lo cuántico que se le cruza por su mente, hasta ahora todos los que han manejado la parte económica son un verdadero fracaso, el último ministro de economía, aparentemente no ligado a ningún partido político tiene mucha dependencia con los empresarios ya que ese es el medio en el que se desarrolló y es un grupo de estos enloquecidos por el dinero los que están manejando la economía a su antojo para poder tener ganancias y no solucionar las verdaderas necesidades de los ecuatorianos que no votamos por ellos ni por el cuántico fraudulento.

 

En el área del trabajo parece que las matemáticas cuánticas del devorador de arroz con huevo frito no le funcionaron, será por eso que le importa un bledo la clase trabajadora, mientras Lasso ofrecía un millón de empleo en los cuatro años de gobierno, el cuántico decía que eso era imposible y que él ofrecía doscientos cincuenta mil empleos al año, se olvidó o no fue a esa clase en primaria en donde aprendimos que doscientos cincuenta mil por cuatro es un millón; bueno… el risueño cuántico no ha cumplido su ofrecimiento de campaña y ya tiene saldo en contra, lo que ha aumentado es el desempleo; como es gracioso dirá que se comerá otro huevo frito y no le importará un bledo cómo trabajen los ecuatorianos o dirá como su pana Correa Mameluco que saquen las tarjetas de crédito y las usen.

 

Otro fracaso y más que fracaso es una burla, es el aumento de sueldo a los trabajadores; yo quisiera así como quieren todos los ecuatorianos tener los súper sueldos que tiene él, sus ministros, secretarios, asambleístas; todos pensamos que deberían tener el sueldo básico y si así fuera ustedes creen que alguien quisiera ser presidente, ministro, asambleísta, alcalde o prefecto, NADIE, porque quienes van a la función pública van a robar y a engrandecer su patrimonio como lo ha hecho Gaby la come KK, la glosada Aguiñaga, “Rolindo”, los Vicuña, y toda la fauna politiquera del país, para que nombrar a ustedes ya saben quién. Pero acabemos con el tema del aumento de sueldo OCHO DÓLARES, cuatro quilos que carne, semana y media de movilización en buses (si es que se toman dos viajes solo, si es con los hijos y la esposa no alcanza) yo me siento con vergüenza y el cuántico cara dura ni pío.

 

En lo que se relaciona a la seguridad los delitos son cada vez mayores, asaltos, robos, violaciones que las vemos a diario y no nos enteramos de estos delitos por los periódicos independientes ni por el monopolio de medios informativos estatales, nos enteramos por el descontento de los ecuatorianos que en las redes sociales cada día, o mejor dicho cada hora, nos ponen al tanto de la inseguridad en la que vivimos, y ¿qué hace la “forajida” viuda de Correa Mameluco y ahora gran admiradora del sonriente cuántico?. Que hacen para detener el gran avance del narcotráfico en el que están involucradas las Fuerzas Armadas, la Policía, asambleístas, políticos que pueblan nuestro país.

 

CAOS, eso es lo que vivimos con este gobierno del fraude, no se vislumbra lamentablemente una solución y si topamos fondo con Correa Mameluco con el divertido come arroz con huevo frito cuántico nos enterramos.