Internacional

Cancilleres piden restablecer el orden constitucional en Venezuela

Los países del bloque solicitan que cese la violencia y liberen a todos los detenidos

MENDOZA. El Mercosur solicitó ayer al Gobierno de Venezuela que se restablezca el orden constitucional y el Estado de Derecho, en una declaración de su cumbre presidencial en Mendoza, Argentina.

Los países del bloque “hacen un urgente llamado al cese de toda violencia y a la liberación de todos los detenidos por razones políticas, instando al restablecimiento del orden institucional, la vigencia del Estado de derecho y la separación de poderes”, dice el texto que firmaron también Chile, Colombia y Guyana como países asociados, y México. Bolivia, presente en la cumbre como país en proceso de adhesión, no suscribió la declaración.

“Convencidos que la solución a la crisis sólo podrá ser resuelta por los venezolanos, instan al Gobierno y a las fuerzas opositoras de la hermana República Bolivariana de Venezuela al diálogo, que permita una concertación política creíble”, agrega el texto.

“Nuestros cancilleres reconocieron formalmente la ruptura del orden democrático”, aseguró poco antes el presidente de Brasil, Michel Temer, quien asumió la presidencia rotativa del bloque regional al tiempo que enfrenta su s propios problemas en su país.

En un comunicado de la cancillería venezolana, Caracas calificó la cumbre de Mendoza de “ilegal” y consideró “alarmante el permanente uso temerario del mecanismo de integración al servicio de una política de hostigamiento al Gobierno y al pueblo de Venezuela”.

Parlamento nombra nuevos jueces

La Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, designó ayer a 33 magistrados (13 principales y 20 suplentes) en sustitución de los jueces del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), por lo que la máxima corte amenazó con iniciar una causa por usurpación de funciones y traición a la patria.

El acto fue calificado de ilegal por el TSJ, cuya Sala Constitucional salió a recordarle a la asamblea que están en desacato de sus sentencias y que por lo tanto sus decisiones son nulas, incurriendo además en usurpación de funciones.

El acto se realizó en la plaza Alfredo Sadel, del municipio Baruta, sin la bancada oficialista, que dejó de asistir ante el supuesto desacato del Poder Legislativo.

La Asamblea Nacional aprobó las designaciones para presionar un cambio en el TSJ, que se han convertido en un sostén clave del Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Mientras, el mandatario se ha esforzado porque la elección de los 545 integrantes de la Asamblea Constituyente, el proximo 30 de julio, no tenga ningún obstáculo y ayer fueron desplegados más de 132 mil soldados para proteger los centros electorales. (INFORMADOR/LA NACIÓN)