Opinión

Camellias Tea: Delicias a base de flores

Bethsy, con su marca premium Camellias Tea, se consolida en Guayaquil. Pronto planea abrir otra tienda para seguir ofreciendo productos a base plantas, de manera artesanal.

GUAYAQUIL. Ofrecer un té es un acto de hospitalidad, pero ofrecer un té diseñado especialmente para la persona que lo va a tomar es un lujo. En este segmento se ubica el trabajo de Bethsy Buitrón, con la marca Camellias Tea.

Esta idea nació luego de terminar sus estudios de chef y de estudiar chocolatería y cocina italiana, viajó a Buenos Aires para especializarse en la primera institución latinoamericana con certificación de profesionales del té: La Escuela Argentina de Té.

Retornó  al país  con la idea de crear la primera ‘Casa de Tea en Guayaquil’, pero con el valor agregado dé que todos los productos estén hechos con frutas y pétalos de flores, algo arriesgado pero innovador, así se crea Camelias Tea, nombre que proviene de la planta  camelia,  cuyas hojas y brotes se utilizan para elaborar el té.

Productos que son cultivados por Buitrón, y es que esta joven también cultivó su propio huerto en el patio de su casa,  donde obtiene plantas como jazmín,  camellia sinensis, flor de jamaica, entre otras  necesarias para realizar sus preparados.

Motivo por el cual destaca que su marca solo prepara té artesanal porque no posee ningún tipo de químicos o persevantes como sí lo suelen tener el té industrial. Además cuenta con propiedades medicinales directas y rinde mucho más.

Así como prepara para el momento, Camellias también se la puede encontrar en pequeñas cajas que contienen 10 sobres con diferentes hierbas. Camelias Tea empezó hace dos años, con una inversión inicial de $1.000,  vendiendo bajo pedido a través de las redes sociales facebook y twitter, @camelliasteaec,  respectivamente.

La idea original del local no es solamente ofrecer productos sanos sino también que la clientela conozca  más sobre otras culturas culinarias  antiguas como la romana, los pueblos árabes, China e India, estos países enigmáticos  que ofrecen un sin número de plantas para beneficios de la salud.

Esta casa de Tea como lo llama su propietaria,  ofrece también frappuccino, aguas aromáticas, diferentes tipos de cakes pasteles, brownies, galletas y mousse, además están las bolsitas de té, para infusiones. Para adquirir cada producto los precios van desde $2 hasta los $10, todo depende de cada producto.

Para el 2015, ella prepara muchas sorpresas, pero como objetivo principal es establecer más sucursales en la ciudad, y así seguir fomentando el buen vivir en los guayaquileños.

Como consejo para cada emprendedor, ella manifiesta nunca rendirse y si la idea es distinta a lo que tradicionalmente se hace, seguir luchando a pesar de los problemas que se puedan presentar mirar hacia el objetivo principal. (AGS/La Nación)