Opinión

Cámaras y ojos de águilas….

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

 

La señora Alcaldesa anuncia en las redes y medios, que serán miles las cámaras de video-vigilancia que formarán parte de la estructura de observación, seguimiento y reacción de la Dirección de Seguridad Municipal de Guayaquil, denominada «Más Seguridad»…

Está dirección, departamento o empresa municipal, que funciona en la avenida Tanca Marengo, a lado de la ciudadela Martha de Roldós, se la organizó y tuvo su génesis en la administración del ex Alcalde Jaime Nebot, y ahora en la administración de doña Cinthia Viteri, al parecer se la ha fortalecido y dotado de más equipo, más tecnología, capaz de con la aplicación de algoritmos y un software de última generación, a través de las cámaras identificar los rostros de las delincuentes más buscados, de sospechosos y de personas que vienen huyendo luego de cometido algún crimen, accidente de tránsito, etcétera…

Sin lugar a duda este sistema, resulta altamente positivo y de enorme ayuda en el combate en contra del crimen, y sobre todo podría ser una herramienta valiosa, para garantizar que nuestros niños y jóvenes no sean contaminados y enrolados en las redes del microtráfico y del sicariato.

Que se instalen cámaras en cada colegio, escuela, universidades, centros comerciales, mercados, marcará la diferencia entre el éxito y el fracaso, y de que en efecto este sistema sea una herramienta efectiva y oportuna…

Pero hay dos cosas que en verdad me han llamado la atención, conversando con algunos empresarios y personas vinculadas al comercio, la una es que se les exige a los empresarios y comerciantes el pago de $6000, por la instalación de cada una de las cámaras en las afueras de sus instalaciones y locales, y el pago de $400 semestrales como una especie de servicio, afiliación, membresía…valores que en el criterio de ellos resultaría una especie de vacuna más onerosa que la que exigen los mafiosos y bandas criminales…

La otra preocupación, es que asoma el nombre de un joven de apellidos «Soria Estrada’, cómo el ZAR que provee al Municipio y a la ATM de todos estos equipos de manera exclusiva, al punto que goza de una enorme fortuna y poder entre l@s funcionarios del Municipio de Guayaquil y de la Autoridad de Tránsito Municipal, lo que debería incoar tanto al Servicio de Rentas Internas, la UAFE, así como de la indiferente Contraloría General del Estado, una profunda y exhaustiva investigación de éste presunto ‘Rey Midas», que dicen se moviliza en Porsche boxter, vehículos de alta gama, yates de lujos, motos, relojes de oro rolex, etcétera dejando a todos alumbrados por la exhibición de tanta riqueza y ostentación de la noche a la mañana, y por el séquito de guardaespaldas y agentes de seguridad que lo cuidan y protegen..

Esperemos que la mismísima Alcaldesa, sin ánimo de perjudicar su candidatura y reelección, pero sí con el ánimo de dejar aclarado la licitud, transparencia, y procedimientos apegados a la ética y las normas legales, nos aclare estás inquietudes, para que no queden en habladurías y simple lodo con ventilador, y por cierto ¿el director Zúñiga habrá pagado el valor de las cámaras y la membresía semestral de esos equipos que tiene instalada en su propiedad en la urbanización Tiffany?

Feliz semana queridos amigos y lectores.

Semper Fi.