Opinión

Cake Me: Tortas decoradas con creatividad y amor

Cualquier tipo de diseños se convierten hoy en día en una obra de arte hecha en dulce, esto es gracias a la iniciativa de la una emprendedora guayaquileña.

GUAYAQUIL. El gusto por la elaboración de tortas y algunos dulces lo lleva en la sangre Patricia Recalde, logrando fundar su propia marca denominada Cake Me. Ella, quien es Ingeniera Comercial de profesión, título que lo consiguió en la Universidad Politécnica del Litoral, recalca que desde pequeña siempre vio a su abuelito, Jorge Reinoso, elaborar toda una gama de dulces, bocaditos, tortas, algo que siempre recuerda con mucha emoción y del cual tiene de herencia.

Su amor por la pastelería la perfeccionó entre las aulas, pues ella se graduó en Argentina en la Escuela de Cocina Mausi Sebess, lugar donde aprendió muchas técnicas de decorado que ahora las destaca con su marca.

Cake Me empezó a funcionar luego de una inversión de $200 para comprar algunos equipos como hornos, batidoras, manga pastelera. Pero todavía le falta y resalta que mediante las ganancias adquiridas en cada producto va invirtiendo en el negocio.

Patricia destaca que comenzó a preparar estos ‘manjares’ a sus familiares y algunos amigos, quienes al quedar impactados con el producto final recomendaban a Patricia a otras personas. Uno de los productos que más le agradan son las tortas y sus diseños, el que el cliente le dé una idea y ella lo plasme en azúcar, poniendo siempre su toque creativo y original, convirtiéndose en la parte más interesante de su negocio.

Recalde siempre tuvo el apoyo de su esposo, Eduardo Palacios, quien se encarga de las redes sociales y además ha sido el crítico constante de sus trabajos por lo que afirma han hecho un gran equipo.

Trabajan juntos en una  aerolínea hace algunos años y han sabido complementar su emprendimiento y su profesión. Como anécdota, Patricia comenta que a la hora de elegir el nombre ellos se pusieron de acuerdo y decidieron elegir Cake Me, que en español significa pastel de mí, algo que quieren enfocar en el cliente que ellos sientan lo que quieren degustar o regalar y lo pidan.

Cake Me, ofrece al mercado tortas para distintos compromisos y algunos bocaditos. Entre los sabores se destacan el chocolate con cerezas, chispas de chocolate, vainilla, frutos secos, manzanas con nueces, manjar, naranja, tradicionales de novia; además, de distintas esculturas con azúcar de algunos tamaños, formas, mensajes. Para los trabajos más laboriosos se sugiere una semana de anticipación para pedirlas.

Los precios oscilan entre $35 y $40, aumenta mediante el tamaño y el modelo que el cliente desea que esté en la torta. Debido a su gran trabajo, ella ha tenido pedidos en otras ciudades como en Quito y son enviadas con una estricta seguridad para no maltratar el producto.

Para las personas que quieren adquirir, degustar y admirar las decoraciones en dulces, se pueden contactar con Patricia a través de sus redes sociales Twitter @cakemeec; Instagram cakemeec o escribir a su correo cakeme.ec@gmail.com.

Como planes a corto plazo es seguir trabajando con las decoraciones en las tortas, tener un local propio y a su vez ir diversificando sus recetas a través de sus redes sociales.

La consigna principal para lograr sus objetivos es no tener miedo, siempre contar con personas que deseen trabajar en la marca, y también ir evolucionando mediante el estudio, palabras fundamentales que ejerce día a día Patricia para Cake Me vaya creciendo en el mercado. (AGS/ La Nación)