Economía

Café ecuatoriano orgánico y libre deforestación conquista los paladares italianos

250 sacos de 69 kilos de café arábiga amazónico con certificación orgánica, Buenas Prácticas Agrícolas y mención en libre deforestación han cruzado fronteras para llegar a Italia.

Esta exportación, fruto de la colaboración entre los Ministerios de Agricultura y Ganadería, Ambiente, Agua y Transición Ecológica, Agrocalidad, y el respaldo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) a través de PROAmazonía, representa no solo la calidad del café ecuatoriano sino también su compromiso con la sostenibilidad, según boletín de prensa llegado a nuestra redacción.

Según el documento, desde el inicio de este proyecto, alrededor de 34 toneladas de café sostenible han conquistado los mercados italianos, gracias a la alianza estratégica con la reconocida empresa italiana LAVAZZA. El aroma distintivo, la calidad excepcional y la sostenibilidad del café ecuatoriano han cautivado a los consumidores europeos.

El ministro de Agricultura y Ganadería, Danilo Palacios, subrayó la importancia de esta venta no solo como un logro comercial sino como una apertura de nuevos mercados para los productos ecuatorianos.

Destaca que los productores se beneficiarán de un precio récord preferencial de cuatro dólares por libra, recompensando sus esfuerzos en la implementación de Buenas Prácticas Agrícolas en zonas donde no es necesario deforestar para producir café orgánico de alta calidad.

La exportación es el resultado del trabajo conjunto de 393 pequeños productores de Zamora Chinchipe, integrantes de la Asociación Agropecuaria Artesanal de Productores Orgánicos Cuencas del Río Mayo (ACRM) y la Asociación Agroartesanal de Productores Ecológicos de Palanda y Chinchipe (APECAP), ambas organizaciones miembros de la Federación Regional de Asociaciones de Pequeños Cafetaleros Ecológicos del Sur (FAPECAFES).

Patricio Almeida, director ejecutivo de Agrocalidad, destacó que este envío cuenta con certificaciones que cumplen con políticas internacionales, como la del Pacto Verde. Este reconocimiento refleja el esfuerzo de cientos de familias ecuatorianas y resalta las condiciones únicas que el país ofrece para la producción sostenible.

Fuente:  El PRODUCTOR