Opinión

Buenos resultados a los 100 días

Por Gerardo Maldonado Zeas/Cuenca

El trabajo en equipo necesita líderes y seguidores, metas claras, sagacidad en la toma de decisiones, saber contrarrestar los peligros dejándose apoyar por quienes más conocen.

Se requiere audacia y valentía. Jack Welch autor del best seller “Winner” enfocaba al temperamento como el gran operador de los cambios fuertes en la administración de la cosa privada o pública. Heráclito sentenció: “el carácter del hombre es su destino”; con el paso de los años así se ha demostrado.

En 100 días de su mandato el presidente Noboa ha mostrado bríos inclaudicables, ha evidenciado que su plan para combatir la inseguridad tiene resultados reales. El apoyo y conocimiento de la ministra de gobierno Mónica Palencia ha sido clave. Una mujer de temple; ha tenido que lidiar jugándose su integridad, para no amilanarse ante la delincuencia organizada, e inclusive, soportar la ignorancia de “formato preestablecido” de la asambleísta correista Palacios, quien pretendió insultar la inteligencia de los ecuatorianos y de la familia de Fernando Villavicencio víctima de las mafias narco delictivas, al calificar a la ministra como “encubridora” de quienes ya conocemos como los autores materiales del hecho. Aspiramos que en poco tiempo se encuentre a los autores intelectuales.

Los recursos económicos son indispensables para llevar adelante una tarea gigante como el combate a la inseguridad. Ni se diga, cuando se recibió un país casi con un flujo de caja en “cero”. A los opositores de siempre no les gusta que se hayan aprobado 4 leyes económicas urgentes en la cuestionada Asamblea Nacional (AN); un logro de los operadores políticos de Noboa. En el caso del IVA, la gente razona de manera cautelosa pero firme; los pequeños comerciantes, emprendedores y ciudadanos en general prefieren pagar un poco más que vivir con la angustia de la llegada de los “vacunadores”, o de los asaltantes a mano armada.

Alcanzar metas complicadas exige sacrificios. En abril próximo la Consulta Popular será la prueba de fuego para el gobierno; ese día se medirá su popularidad, sus alcances y se trazará la ruta para la siguiente elección que será en menos de un año. En política es posible que hasta la “lluvia se eleve desde abajo”, cuando otra vez aparezcan una serie de candidatos chimbadores, típicos vividores de las elecciones.

Que el camino es largo para cambiar de cara a este Ecuador querido, es una verdad incuestionable. Por ahora nos alienta que en poco tiempo ya se vean resultados. Las FFAA deberán seguir en el control de las cárceles; han demostrado valentía, conocimiento y liderazgo. Y la policía, haciendo a un lado a los infiltrados y miserables que traicionaron a la patria, con más recursos y una buena dirección, deberán recuperar su protagonismo. El país les agradecerá.