Ciencia

Brote de dengue en Brasil, duro reto para Rousseff

La enfermedad, que genera fiebre y dolor en las articulaciones, ha causado la muerte de 229 personas en lo que va del año, un 45 por ciento más que en el mismo período del 2014.

SAO PAULO. Una epidemia de dengue está avivando el enojo público sobre lo que los brasileños dicen es el mayor reto de la presidenta Dilma Rousseff: el pésimo estado del sistema nacional de salud.

Este año se han confirmado unos 750.000 casos del virus que transmite el mosquito en este país de 200 millones de personas, con filas de espera de hasta cuatro horas o más en algunos hospitales.

La enfermedad, que genera fiebre y dolor en las articulaciones, ha causado la muerte de 229 personas en lo que va del año, un 45 por ciento más que en el mismo período del 2014.

El ministro de Salud, Arthur Chioro, dijo que el brote se debía en parte a una severa sequía que afecta al sureste de Brasil, un área que incluye Sao Paulo donde el dengue ha sido más frecuente. Muchas personas han almacenado agua en baldes por temor a quedarse sin el preciado líquido, creando el lugar perfecto para la reproducción de los mosquitos.

Brasil promete cuidados de salud universales en su Constitución, pero el sistema no tiene suficientes fondos y está mal administrado, dicen los críticos.

En sondeos recientes, los brasileños identificaron al sistema de salud como uno de los mayores problemas del país, incluso en momentos en que la economía está probablemente en recesión y la presidenta enfrenta un enorme escándalo de corrupción en la estatal Petrobras.

Personas con síntomas de dengue que esperaban en una clínica en São Paulo esta semana opinaron que los problemas estaban relacionados.

“Si el Gobierno robara menos, ya habría visto un doctor”, dijo Raimunda da Costa, de 52 años, generando un coro de aprobación de una decena de personas en la fila. (Reuters/ La Nación)