Opinión

Brisa: “Primero está la calidad y luego el precio”

Ingeniera industrial dejó su trabajo estable con sueldo fijo para vender ropa. Empezó con mil 500 dólares y ahora tiene más de diez puntos de venta.

Milagros López estudió Ingeniería Industrial en la Universidad de Lima y trabajó en el área comercial de una gran empresa, pero siempre quiso emprender , así que renunció a un sueldo fijo con beneficios para empezar a vender ropa para mujeres. Se inició en la Feria de Navidad del Jockey Plaza, luego abrió su tienda ‘Brisa’ y hoy tiene más de diez puntos de venta en Lima y provincias, y cuatro talleres de producción. Aquí su historia.

Eres ingeniera, ¿cómo nace tu gusto por la ropa?
Desde chiquita, mis padres son empresarios y ellos me llevaban al negocio que tenían, siempre hacía mis bocetos con los papeles que encontraba, me gustaba vestirme bien, y en el 2012 emprendí.

¿Fue difícil dejar un trabajo estable y lanzarte a tu propio negocio?
Tenía 24 años cuando renuncié, me iba muy bien con un buen sueldo, pero siempre quise tener mi propio negocio. Empecé en ferias, como lo hacen muchos y me hice conocida.

¿Qué tan duro es iniciar una empresa?
Creo que son dos dificultades: cuando uno inicia, los bancos no te dan bola, así que hay que tocar puertas con familiares que puedan ayudar e invertir algunos ahorros; lo otro es encontrar un buen taller. Antes no cumplían, ahora cuento con cuatro talleres para cada prenda.

¿Qué errores no volverías a cometer?
Soy muy apasionada, a todo le digo sí y me lanzo, pero cuando uno tiene un negocio hay que estudiarlo antes, sacar números porque hay golpes que te afectan en lo monetario. Recomiendo que investiguen y que siempre se capaciten.

¿Tuviste miedo al fracaso?
Claro, hubo momentos en que decía que ya no jalaba más y quería volver a la oficina, cerrar la tienda, pero mi familia me apoyó siempre.

¿Con cuánta inversión te iniciaste?
Entre mil 500 y dos mil dólares, empecé en la campaña navideña que fue un éxito. A los dos meses pude abrir mi tienda en el tercer piso del centro comercial Caracol, en Miraflores.

¿Cuándo te diste cuenta de que el emprendimiento iba a ser rentable?
Cada colección es especial y cada lanzamiento tuvo acogida, me he equivocado varias veces, pero creer en mí me ayudó a seguir. Ahora estoy consolidada y está súper rentable.

¿Dónde te capacitaste en temas de moda?
Llevé un diplomado de ‘Fashion Management’ en el Centro de Altos Estudios de la Moda (CEAM), así como cursos de asesoría de imagen y personal, y otros cursos en la Cámara de Comercio.

¿Por qué es tan importante registrar tu marca?
La elegí y había una marca igual, lo bueno es que estaba de baja y pude apelar. Aconsejo siempre que lo primero que tienes que hacer es ver tu marca y registrarla, ya que es tu partida de nacimiento.

¿Por qué ‘Brisa’?

Soy una mujer fresca que le gusta el mar, soy del norte y he crecido frente a la playa. La marca representa la frescura, la femineidad, comunidad y sensibilidad.

¿Qué buscan tus clientas con tu línea de ropa?

Que les des un producto de calidad, que las asesores, que les digas la verdad. El servicio de post venta es importante, preguntarles cómo les fue, si surgió un problema, siempre hay que cuidarlas.

¿Cómo vamos en el tema de moda en la región?
Las chicas se atreven más, pero la mujer peruana es insegura. Ahora están informadas por lo que pagan y les importa mucho la calidad.

¿Tus insumos son peruanos?

Sí, y son hechos por mujeres y madres peruanas.

En tu línea, ¿qué es lo más importante, la calidad o el precio?
Primero la calidad y luego el precio, invierto mucho en el branding de la marca, hacemos buenas fotos, una buena página web con envíos rápidos, la presentación es bonita.

¿Qué consejos les darías a las chicas que quieren poner un negocio como este, pero no tienen dinero para empezar?
Lo primero es hacer su página web, pues es su carta de presentación aquí y en el exterior, que vaya de la mano con las redes sociales que son lo máximo y donde puedes vender.

¿Dónde está ‘Brisa’?
En más de diez tiendas ‘concept store’ de Lima y provincias, y una tienda propia en Miraflores.

Con tantos puntos de venta, ¿a dónde apuntas?
Ser líder de la moda local.

¿Cuáles son tus metas a mediano plazo?
Consolidar la marca de bebés con prendas de tejido a mano. Mi primera exportación fue a Chile este año y queremos llegar a más países, también quiero que ‘Brisa mujer’ salga al exterior.

Tips
1.-Todo lo que hagas, hazlo con pasión.
2.-Invierte en tu marca, no copiar, ser original, ten claro lo que quieres transmitir.
3.-Nunca dejes de estudiar, trata de actualizarte porque es un aporte muy valioso para tu empresa.

 

Redacción Trome