Actualidad

‘Brigada de la Alegría’ llevó momentos de felicidad a niños de Pedernales acogidos en Guayaquil

Después de haber vivido muy duros momentos, los pequeños fueron traídos por seguridad por parte de su tía, pero necesariamente alejados de sus padres, familiares, amigos y entorno.

GUAYAQUIL. Personal de la Prefectura del Guayas se hizo presente en un gesto solidario para procurar que estos pequeños que han vivido difíciles momentos por el terremoto, dejen a un lado las preocupaciones y sientan la alegría propia de una infancia normal.

La tarde de este viernes 29 de abril se pintó de alegría y color en una estrecha calle de la 8va etapa de Sauces 8, en el norte de Guayaquil, afuera de la pequeña casa donde la manabita Sonia Cedeño alberga a 9 de sus sobrinitos, alejándolos del caos y la devastación que dejó el terremoto en su tierra, Pedernales.

Después de haber vivido muy duros momentos, los pequeños fueron traídos por seguridad por parte de su tía, pero necesariamente alejados de sus padres, familiares, amigos y entorno.

En Guayaquil, los pequeños de entre 7 meses y 12 años, han recibido todo tipo de ayuda, donaciones y atenciones en salud, pero la tristeza y estado de estrés se evidenciaba en ellos.

Fue por este motivo que personal de la Prefectura del Guayas decidió llevarles un regalo distinto: una ‘Brigada de la Alegría’.

Con organización y recursos del grupo de organizadores, quienes son colaboradores de la Dirección de Desarrollo Comunitario, se pudo llevar a los pequeños una fiesta en la cual compartieron con sus amigos y vecinos del barrio música, baile, concursos, caritas pintadas, regalos, dulces, comida deliciosa, sorpresas y más.

Bajo las carpas de la Prefectura, una llamativa mesa llena de dulces, globos y un lindo pastel, llamaban la atención de todos los presentes. La fiestita duró tres horas, que fueron bien aprovechadas.

A la ‘Brigada de la Alegría’ se sumó la participación voluntaria de miembros de la Fundación Narices Rojas Ecuador, quienes animaron el evento, jugaron con los pequeños y les brindaron mucho cariño.

Esta actividad realizada por personal de la Dirección de Desarrollo Comunitario constituye una actividad que impulsa la solidaridad como valor, y forma parte del programa Liga de Valores, adoptado por la Prefectura del Guayas.

Cedeño comentó que es difícil cuidar a los hijos de sus hermanos y hermanas. “Cuando me tenía que regresar a Guayaquil los padres de mis sobrinos me dijeron que lo mejor era que me los lleve, sin dudarlo un minuto accedí”. Su acto solidario se hizo muy conocido a través de los medios e impulsó que reciba ayuda de muchos ciudadanos de la ciudad que los acoge.

La mayor de todos los primos acogidos contó que fue una sorpresa haber recibido a la ‘Brigada de la Alegría’.

“No me esperaba que nos traigan una fiesta, mi hermano menor está muy feliz. ¡Gracias! ojalá los vea pronto”, dijo la integrante de este grupo de niños manabitas.

Maritza Galarza, madre de unos de los niños vecinos invitados a la fiesta, expresó que “me asombra ver como parece que fuera la primera vez que ven payasitos. Ha sido un lindo gesto de las personas de la Prefectura hacer este evento”, expresó.

El ama de casa agradeció y felicitó al prefecto Jimmy Jairala como a todo su equipo de colaboradores, pues es impresionante la manera en que han apoyado a Manabí y espero que su ayuda no pare, dijo Galarza, haciendo referencia a las brigadas de ayuda que no han cesado desde que se dio esta tragedia.

La Unidad de Rescate y Recuperación Animal (URRA) también se hizo presente en este agasajo, cuyo equipo atendió al perrito de la casa.

“Nos encontramos aquí para darle asistencia a este animalito que es también parte fundamental de la familia”, indicó Dennisse Caballero, jefa de esta unidad.

La actividad duró hasta cerca de las 16h00 habiendo cumplido con la misión de llevar sonrisas a estos pequeños que perdieron sus hogares y pertenencias, pero no sus esperanzas. (PREFECTURA DEL GUAYAS)