Tecnociencia

Brie Larson, la actriz del momento

La protagonista de La habitación es la principal candidata al Oscar como mejor actriz

EEUU. La chica dorada. La nueva Jennifer Lawrence. La nominada al Oscar. La favorita para ganarlo. Brie Larson es la chica del momento. La actriz que salió de la nada para transformarse en el centro de interés de Hollywood y, por extensión, del mundo. Todo gracias a un papel difícil en La habitación, la película en la que interpreta a Ma, la joven secuestrada en la adolescencia, transformada a la fuerza en madre de Jack, con quien comparte cautiverio hace cinco años. Un papel que sin el compromiso de Brie y su innegable carisma no sería tan conmovedor como es. Su serena energía escénica esquiva el golpe bajo, la extorsión emocional en la que la historia podría haber caído y evita.

Esa presencia contundente y tranquila es el exacto opuesto del torbellino de Lawrence, con la que insisten en compararla. Tiene sentido. Ambas participaron de series televisivas antes de conseguir el papel en el cine independiente que las empujó hacia adelante y arriba. Claro que el caso de Larson es bastante peculiar. Porque ella no es nueva. Siempre estuvo ahí. En los márgenes de la industria de la TV, la música y el cine, esperando que alguien reconociera que era una estrella y no sólo la flaquita que hacía sketches en The Tonight Show. O tal vez esperando a hacerse adulta para dejar atrás los papeles infantiles y la música pop rosa como el chicle. Alguno la empezó a registrar enThe United States of Tara como la rebelde hija adolescente de Toni Colette, envejecida por la experiencia de tener una madre con trastorno de personalidad múltiple. Otros se acuerdan de su papel en la hilarante Comando especial, donde conseguía destacarse como el punto focal, la calma en medio de la tempestad que eran Jonah Hill y Channing Tatum.

Después de esa serie y esa película, los papeles fueron cada vez más interesantes y protagónicos. Dejó de ser la nena que cantaba bien, tanto que había llegado a firmar un contrato con la discográfica Sony, la que no sabía si su futuro era frente a una cámara o a un micrófono. Aquella que también imaginaba dejarlo todo. Una veterana de Hollywood a los 20. Una curtida intérprete que ya no toleraba los castings y las series canceladas antes de ver la luz del día. Hasta que fue parte del elenco de la notable película The Spectacular Now, protagonizada por su mejor amiga, Shailene Woodley, otra joven estrella con recorrido similar. Hasta que protagonizó el film indie Short Term 12 ganó unos cuantos premios y se preparó para lo que vendría. Era La habitación. La alfombra roja. La nominación al Oscar y el principio de todo lo que será. (Internet/La Nación)