Deportes

Brasil sufre la ausencia de Neymar que pone a prueba a Dunga en eliminatorias

 

Otras caras nuevas en el banquillo son el media punta Lucas Lima, del Santos, y el centrocampista Renato Augusto, de buena labor en el Corinthians, líder de la liga.

RÍO DE JANEIRO.  Brasil comienza su andadura en las eliminatorias del Mundial de Rusia 2018 sin Neymar, que arrastra una sanción de dos partidos y cuya ausencia pondrá a prueba la capacidad de Dunga de hacer funcionar a su equipo sin su gran figura.

Sin poder contar con Neymar ante Chile y Venezuela, el seleccionador brasileño se vuelve a ver en la misma tesitura de la Copa América, cuando naufragó sin su delantero estrella, aunque ahora se ha dotado de una nómina repleta de jugadores jóvenes, rápidos, letales y que son protagonistas en sus respectivos equipos.

Los últimos amistosos de la Canarinha el pasado agosto, ante Costa Rica (1-0) y Estados Unidos (4-1), no sirvieron para despejar las dudas a pesar de los resultados favorables puesto que Neymar, autor de casi la mitad de los goles de Brasil desde 2010, asumió todo el protagonismo cuando estuvo en el campo.

El gran objetivo de Dunga es fomentar un fútbol coral, hacer que su equipo presione en campo contrario cuando no tenga el balón, contraataque en velocidad y aproveche la técnica de sus hombres de ataque para sumar los primeros puntos en las eliminatorias.

Los encargados de tratar de minimizar la ausencia del ’10’ serán jugadores rápidos y técnicos como Willian y Lucas Moura y un delantero potente como Hulk, estos dos últimos ausentes en la Copa América.

Para las eliminatorias Brasil recupera a una pieza fundamental, el media punta Oscar, quien está llamado a organizar el juego del equipo y no participa en un partido de la selección desde marzo pasado por diversas lesiones.

Una de las grandes novedades en el ataque es el delantero Ricardo Oliveira, de 35 años y actualmente el máximo goleador de la liga brasileña, aunque probablemente partirá como suplente.

Otras caras nuevas en el banquillo son el media punta Lucas Lima, del Santos, y el centrocampista Renato Augusto, de buena labor en el Corinthians, líder de la liga.

Las principales bajas, además de la de Neymar, son las del delantero Roberto Firmino y Philippe Coutinho y la del lateral Danilo, del Real Madrid, por sendas lesiones.

Para cubrir las últimas bajas, Dunga convocó a última hora a dos veteranos, Kaká y Daniel Alves, que podrían tener minutos y, en el caso del lateral derecho, incluso podría ganar la titularidad.

En el apartado defensivo, Dunga contará con centrales de su entera confianza como David Luiz y Miranda, que tendrán por delante a los centrocampistas de contención Luiz Gustavo y Fernandinho.

En la banda derecha podrían jugar o Dani Alves o Fabinho, del Mónaco, ante la baja de Danilo y la sorprendente renuncia a jugar con la selección de Rafinha, del Bayern Múnich.

En la izquierda, Dunga puede elegir a Marcelo si opta por una táctica ofensiva o a Filipe Luis, si pretende dar una variante defensiva al juego del equipo.

Es muy probable que el técnico plantee una estrategia más conservadora en su visita a Chile, campeón de la Copa América, y sea más ofensivo cuando reciba a Venezuela en Fortaleza. (Efe/ La Nación)