Economía

Brasil subasta concesiones petroleras pese a crisis económica y de Petrobras

La agencia reguladora está exigiendo un precio mínimo de 978 millones de reales (unos $244,5 millones) por todas las concesiones ofrecidas.

RÍO DE JANEIRO.  Brasil realizará mañana una subasta para ofrecer derechos para explorar y explotar petróleo y gas natural en 266 bloques en 10 cuencas sedimentarias, que pondrá a prueba el interés de los inversores en el país en medio de su grave crisis económica y de las dificultades de la estatal Petrobras.

Pese a que 37 empresas de 17 países se inscribieron para disputar la subasta organizada por la Agencia Nacional del Petróleo (ANP), la recesión en que se hundió la economía brasileña, la caída de las cotizaciones internacionales del petróleo y el anuncio de Petrobras de que reducirá inversiones en los dos próximos años generaron dudas sobre el verdadero interés que demostrarán mañana los inscritos.

La agencia reguladora está exigiendo un precio mínimo de 978 millones de reales (unos 244,5 millones de dólares) por todas las concesiones ofrecidas.

Pero fuentes gubernamentales citadas hoy por la prensa y que no se quisieron identificar alegan que el Gobierno no está interesado en el valor que recaudará sino en que las empresas dejen claro que siguen interesadas en invertir en Brasil en la actual coyuntura.

La economía brasileña tan sólo creció un 0,1 % el año pasado y los analistas del mercado prevén que Brasil, tras haber entrado en recesión en junio, sufrirá una contracción del 2,85 % en 2015 y del 1,0 % en 2016.

La agencia de calificación de riesgo Standard & Poor’s rebajó recientemente la nota de crédito de Brasil al llamado “bono basura”, lo que supuso la retirada del grado de inversión y disminuye aún más el interés de los inversores extranjeros en el país.

Para empeorar la situación, Petrobras, mayor empresa del país y que ha sido la principal protagonista de todas las subastas petroleras en Brasil, anunció el lunes que reducirá en 11.000 millones de dólares sus inversiones previstas para 2015 y 2016.

Le estatal explicó que se vio obligada a ajustar sus inversiones a los “nuevos niveles del precio del petróleo y a las tasas de cambio”.

La compañía está envuelta en un gigantesco escándalo de corrupción que le ha dificultado las captaciones.

Además de Petrobras, entre las inscritas para la subasta de mañana destacan las grandes multinacionales del sector, como la estadounidense Exxon, la anglo-holandesa Shell, la inglesa BP, la francesa Total y la china CNOOC Petroleum.

Igualmente se inscribieron la colombiana Ecopetrol, la panameña Petrosynergy, la argentina Oil M&S (Grupo Indalo), las portuguesas Galp y Partex, la estadounidense Anandarko, la francesa GDF Suez, la noruega Statoil y la angoleña Sonangol.

El número de empresas habilitadas para la subasta de este año supera al de compañías que disputaron el concurso anterior, en noviembre de 2013, cuando 26 compañías se inscribieron.

La subasta de mañana, la décima tercera organizada por la ANP desde que Brasil puso fin en 1998 al monopolio que tenía Petrobras, estaba inicialmente prevista para el primer semestre del año pero el Gobierno la postergó por la caída de los precios del crudo y por la crisis que ya entonces enfrentaba Petrobras.

En la última subasta, en noviembre de 2013, la ANP solo adjudicó el 30 % de las 240 licencias que ofreció en concesión debido a que la mayoría de los bloques estaba en áreas aún poco exploradas y con potencialidad principalmente para gas natural y gas no convencional.

De acuerdo con la ANP, en la nueva ronda, la agencia continúa con la estrategia de diversificar áreas de exploración en el país y atraer empresas de diferentes perfiles. (Efe/ La Nación)