Internacional

Brasil insta en reunión del G20 a una profunda reformulación de la gobernanza global

RÍO DE JANEIRO,  Brasil no acepta un mundo en el que las diferencias se resuelvan por la fuerza militar y lamenta la parálisis de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) al respecto, dijo hoy jueves,  el canciller brasileño, Mauro Vieira, al inaugurar la reunión de ministros de Asuntos Exteriores del Grupo de los Veinte (G20).

 

«No podemos ignorar el hecho de que la gobernanza global necesita de una profunda reformulación. Nuestras diferencias deben ser resueltas al amparo del multilateralismo y de las Naciones Unidas, utilizando como métodos el diálogo y la cooperación, y nunca mediante conflictos armados», dijo Vieira en su discurso, en Río de Janeiro.

Señaló que «las instituciones multilaterales están mal equipadas para hacer frente a los desafíos actuales, como lo demuestra la inaceptable parálisis del Consejo de Seguridad en relación con los conflictos en curso». «Este estado de inacción implica directamente la pérdida de vidas inocentes.

 

Brasil no acepta un mundo en el que las diferencias se resuelvan mediante el uso de la fuerza militar. Una parte muy importante del mundo ha optado por la paz y no acepta verse involucrada en conflictos impulsados por naciones extranjeras. Brasil rechaza la búsqueda de hegemonías, viejas o nuevas. No nos conviene vivir en un mundo fracturado», agregó Vieira. El canciller brasileño también criticó el presupuesto militar en el mundo y lo comparó con el dinero que se destina a ayuda humanitaria. «No es en absoluto razonable que el mundo supere, con creces, la barrera de los 2 billones de dólares en gasto militar cada año.

 

A modo de comparación, los programas de asistencia del (programa) Ayuda Oficial al Desarrollo permanecen estancados en torno a los 60.000 millones de dólares anuales, menos del 3 por ciento del gasto militar», comentó. Según Vieira, faltan medidas concretas para resolver los problemas de la desigualdad y el cambio climático, que son amenazas existenciales, así como el hambre en el mundo.

 

«Me gustaría hacer un llamado a todos ustedes para que presten especial atención y apoyen las discusiones en curso destinadas a lanzar una Alianza Global contra el Hambre y la Pobreza, una prioridad clave de nuestra presidencia del G20. Mi país desea contar con el apoyo de todos los miembros, países invitados y organizaciones internacionales para que, en la Cumbre de Líderes que se celebrará en Río de Janeiro el próximo mes de noviembre, las veinte mayores economías del mundo puedan anunciar una contribución efectiva a la erradicación del hambre en el mundo», declaró.

 

El ministro brasileño afirmó que «los casos exitosos de cooperación pacífica en América Latina, África, Sudeste Asiático y Oceanía hacen que las voces de estas regiones deban ser escuchadas en los foros pertinentes con especial cuidado y atención».

 

Por último, pidió a los países que rechacen públicamente «el uso de la fuerza, la intimidación, las sanciones unilaterales, el espionaje, la manipulación masiva de los medios de comunicación social y cualquier otra medida incompatible con el espíritu y las normas del multilateralismo como medio de abordar las relaciones internacionales». Brasil preside por primera vez el G20 en el periodo que va del 1 de diciembre de 2023 al 30 de noviembre de 2024.

 

Fuente:  XINHUA