Internacional

Brasil desarticula una banda internacional de lavado de dinero

En el operativo fueron detenidas once personas y otras dos fueron llamadas a declarar ante las autoridades.

SAO PAULO. La Policía brasileña desarticuló ayer una banda internacional acusada de evasión de divisas y de haber lavado cerca de 3.000 millones de reales (unos $ 864,3 millones) a través de Venezuela y otros países, informó la institución.

La operación, denominada ‘Porto Vitoria’, a cargo de 130 agentes desplegados en tres estados de Brasil, desmontó la “organización criminal especializada en evasión de divisas y lavado de dinero en varios países” y que actuó al menos durante los últimos tres años, según un comunicado de la Policía Federal.

Asimismo, fueron realizados treinta allanamientos en lugares situados en las ciudades paulistas de Araras, Indaiatuba, Santa Bárbara do Oeste y Sao Paulo; en Curitiba, capital del estado de Paraná, y Resende, en el estado de Río de Janeiro.

De acuerdo con la Policía, la investigación comenzó en 2014 a pedido de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) de Estados Unidos, que vinculó a un ciudadano brasileño con una red dedicada a la evasión de divisas y al lavado de dinero en ese país, Reino Unido, Japón, Venezuela y el propio Brasil.

En Venezuela, la nota dice que el grupo retiraba ilegalmente divisas a través de importaciones ficticias promovidas por empresas brasileñas que se prestaban para el delito financiero y en muchos casos elevaban los precios en “hasta un 5.000 % para justificar la remesa de los valores”.

Después, “préstamos e importaciones simuladas justificaban el envío de los recursos para Hong Kong, desde donde eran encaminados para otras cuentas en todo el mundo”, detalló la nota de prensa.

Igualmente, empresas brasileñas realizaban importaciones ficticias en colaboración con bancos y agencias de valores para enviar dinero al exterior y, según el reporte policial, fueron realizadas también operaciones con sistemas de cambio paralelos e ilegales.

Los investigados deberán responder ante la Justicia por los delitos de evasión de divisas, lavado de dinero, gestión fraudulenta de instituciones financieras y organización criminal. (Efe/La Nación)