Tecnociencia

Boticaria García, doctora en Farmacia, sobre si los yogures caducan: “No hay riesgo”

Muchas personas siguen consumiendo los yogures después de haber «caducado» sin saber si suponen un riesgo para la salud o no. Por contra, también hay muchos que los tiran por miedo a sufrir daños. Boticaria García nos cuenta qué es lo mejor.

¿Los yogures caducan? Quien no se ha hecho alguna vez esta pregunta al ver la fecha de consumo preferente de un yogur y darnos cuenta de que es de hace semanas o meses. Boticaría García, doctora en Farmacia, explica que “desde hace 10 años, en 2014, los yogures no caducan, por eso incluyen en el etiquetado la leyenda consumo preferente en lugar de fecha de caducidad”. El Real Decreto 176/2013 estableció que los yogures pasaban a tener fecha de consumo preferente, en lugar de fecha de caducidad, debido a las características de este alimento.

Entonces, ¿qué significa? ¿se puede comer? Como señala la farmacéutica, “si no hay signos evidentes de que el producto esté en mal estado y se ha conservado bien, se puede consumir sin ningún riesgo para la salud”. Lo mismo ocurre con otros productos marcados igual, es decir, con la etiqueta de consumo preferente.

Y es que, como apuntó a CuídatePlus Esther Carrera, profesora de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo, en Madrid, “debido a la naturaleza del yogur -alimento microbiológicamente estable en correctas condiciones de conservación-, la superación de su vida útil no debe suponer ninguna consecuencia para la salud del consumidor”.

El yogur es un alimento con un pH muy ácido, que hace muy difícil que se establezcan patógenos (agentes biológicos que pueden producir enfermedades). Además, se elabora con leche pasteurizada, eliminando así la carga microbiana desde el principio del proceso. “Por este motivo, probablemente el consumo de yogures pasados de fecha de consumo preferente no tenga consecuencias deletéreas (o venenosas) para la salud; aunque en microbiología el riesgo cero no existe”, dice la especialista de la SEEN.

¿Hasta cuándo se pueden consumir?

Dicho esto, la siguiente pregunta que surge es ¿hasta cuándo se puede consumir un yogur pasada la fecha de consumo preferente? La respuesta a esta pregunta, como bien señala García, depende de muchos factores aunque “puede ser de varias semanas”. Eso sí, depende, por ejemplo, “del tipo de yogur”, ya que, como indica “no es lo mismo un yogur natural que uno con frutas”. También dependerá de otros factores como “de que se haya respetado la cadena de frío”.

Las propiedades nutricionales de un yogur pasado de fecha no se modifican, siempre que se conserve en buen estado; sin embargo, los efectos probióticos sí pueden verse alterados, ya que la cantidad de microorganismos del yogur desciende a medida que pasan los días desde su elaboración”, especifica García. Al respecto, Carrera añade que “estudios de envejecimiento del yogur apuntan a que el producto mantiene sus especificaciones hasta los 35 días desde su fecha de fabricación, siempre y cuando se conserve adecuadamente”.

Por otra parte, hay que señalar que, aunque sea seguro comer un yogur pasado de la fecha preferente, la realidad es que “puede perder algunas de sus propiedades como la textura o el sabor”.Tomar un yogur con la fecha vencida puede suponer también que el alimento esté más ácido, haya perdido humedad (esté más seco), aroma o sabor.  Por ello, el consejo de Boticaría García siempre es “consumir el yogur o el alimento dentro de la fecha de consumo preferente”.

Signos de que el yogur está en mal estado

Las tres señales de que un yogur se encuentra en mal estado son las siguientes:

  1. No consumir los envases del yogur con la tapa perforada, abierta parcialmente, desteñida, humedecida o envases con fisuras o rotos. Todos estos datos indicarían un mal almacenaje del producto, con el consiguiente riesgo de intoxicación debido a una posible contaminación del mismo.
     
  2. Si tras abrir el yogur, aunque esté dentro de un envase íntegro, tiene más líquido de lo habitual o la textura es diferente a la común (grumoso o agrietado), también debemos desechar el producto para evitar el riesgo de intoxicación.
     
  3. Un olor o sabor agrio o ácido también indica que el yogur no está en buen estado.

Por: CUÌDATE PLÙS