Internacional

Borrell: La Unión Europea y Rusia deberían “reorganizar” sus relaciones

La Unión Europea y Rusia deberían encontrar la manera de “reorganizar” sus relaciones bilaterales para regresar a la “coexistencia pacífica“, ha escrito este martes en su blog el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell.

Borrell sostuvo que “sin duda, será un proceso muy difícil y largo” y subrayó que en Moscú “deben comprender, en primer lugar, que su propia seguridad no puede alcanzarse ni se alcanzará a expensas de la seguridad europea en general y de la de sus vecinos”.

“A menos que optemos por permanecer en una tensión o conflicto perpetuos, y ésta, sin duda, no es la opción preferida por la UE, tendremos que encontrar la manera de reorganizar la relación entre la UE y Rusia, y acordar las garantías y los mecanismos de seguridad que permitan que la coexistencia pacífica vuelva a afianzarse”, expresó Borrell.

El político también aseguró que “la UE, EE.UU. y la OTAN respondieron atentamente a los tratados propuestos y las cartas de Rusia”, transmitiendo de vuelta el mensaje de que están abiertos para discutir “todos los aspectos de la seguridad, incluidas las referencias rusas a la ‘indivisibilidad’ de la seguridad”.

Sin embargo, las conversaciones no pueden tener lugar “mientras se emprenden acciones militares, se bombardean ciudades y se mata a los civiles”. “Primero hay que detener la agresión”, declaró Borrell, quien instó al cese de la operación militar rusa en Ucrania, que sigue en curso desde el 24 de febrero.

  • Rusia justifica su operativo con la defensa de los residentes de Donbass y pretende erradicar a los nacionalistas ucranianos, argumentando que su misión en Ucrania es la “denazificación” del país vecino. Desde el inicio de los combates, Moscú ha insistido en que sus blancos son únicamente objetivos militares.
  • El Gobierno ruso también percibe como una amenaza la presencia de armamentos y fuerzas de la OTAN en los países que se encuentran cerca de sus fronteras y condena la expansión de la Alianza hacia el este, mientras la OTAN insiste en que es un acuerdo únicamente defensivo que no amenaza a nadie.

En medio de las acusaciones mutuas y la visión opuesta sobre la legitimidad de la actual presencia militar rusa en el territorio ucraniano, el operativo del Kremlin entró en una nueva fase. El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, declaró que el objetivo es la liberación total de Donetsk y Lugansk. Este martes, el diplomático afirmó que Moscú está a favor de solucionar el conflicto mediante las negociaciones y denunció la falta de interés en ello de la parte ucraniana.

 

Fuente: actualidad.rt.com