Internacional

Boric hace balance de gestión y revela el golpe más duro para su Gobierno

Cuando se cumplen dos años de su llegada a La Moneda, el presidente de Chile, Gabriel Boric, considera que su gobierno “ha cumplido mejorando la calidad de vida” de los ciudadanos.

 

“Lo que yo he señalando es que no hay tiempo para hacer promesas escatológicas, sino que acá lo que se trata es de cumplir. Y por eso hoy día estamos demostrando que este gobierno ha cumplido. Y yo tengo la convicción de que ha cumplido mejorando la calidad de vida de los chilenos y chilenas y eso se va a notar cada vez más”, aseguró en una entrevista a ADN Radio, en la que hizo un balance de su gestión.

El jefe de Estado aseguró que lo más gratificante de su mandato ha sido el agradecimiento de muchas familias por la aprobación de la Ley del Trastorno del Espectro Autista (TEA).

“Quedan muchos desafíos por supuesto (…) Eso ha sido muy bonito y sorprendente. Ver ese cariño y esa emoción de las madres que te dicen: ‘Gracias por esta ley, gracias por reconocernos’”, aseveró.

También calificó como “una suerte de orgullo nacional dormido” el proyecto de unificar al país mediante trenes. “El otro día se hizo el viaje de prueba entre Puerto Montt y Llanquihue. Yo veía las imágenes y la gente aplaudía al lado de la vía. Hubo gente que se puso a llorar que participó del viaje de prueba”, explicó.

“Hemos inaugurado nuevas líneas, nuevos ramales. Ahí veo un orgullo y una alegría que tal vez es sorpresiva, no es de lo que más se habla, pero genera mucho orgullo y mucha felicidad en la gente”, opinó.

“Lo más duro”

Desde su punto de vista, lo más duro de su administración fue el rechazo del plebiscito el 4 de septiembre de 2022. “Una amplia y contundente mayoría no solamente rechazó el proyecto constitucional que propuso la primera convención, sino que además yo siento que fue una advertencia muy firme al Gobierno por parte de la mayoría del pueblo de Chile de que no estábamos sintonizando de manera clara con las prioridades que tenía la gente en ese momento”, comentó.

Boric reconoció que fue “un golpe duro”, sin embargo, consideró que en política existe el “deber de recibir bien”. “Es como enojarse con quien te contrata. Yo soy funcionario de los chilenos y chilenas. Por lo tanto, tengo que saber escuchar sus críticas y cuando te dicen ‘oye acá hay prioridades que no estás viendo o que no las tenías como la central del gobierno, pero son lo que más nos importan a nosotros’, uno tiene que responder”, sentenció.

Seguridad ciudadana

El presidente dijo en la administración anterior, el conflicto en la Araucanía en la provincia de Arauco “estaba absolutamente desbordado”. “En nuestro Gobierno, tampoco se habla mucho, porque deja de aparecer en los titulares y como que después no se recuerda el contrafactual. Pero hemos disminuido en un 57 % los hechos de violencia en la zona“, subrayó.

Además, Boric consideró que ante de asumir el cargo había “una situación de homicidios al alza también muy exponencial”.

“Más allá de que sigue siendo un problema central de nuestra acción, el año pasado logramos detener esa tendencia de los homicidios. Pese a que han habido homicidios de gran connotación y que siguen siendo muy graves. Acá no quiero decir que está todo bien, en ningún caso. Acá es de las principales preocupaciones. En particular diciembre y enero fueron meses muy difíciles“, reconoció.

El Gobierno de Boric ha sido duramente criticado en los últimos meses por el recrudecimiento de la inseguridad en el país, por lo que se vio obligado a convocar en febrero al Consejo de Seguridad Nacional de Chile para atender la “amenaza de la violencia”.

“No queremos convertirnos en otros países de la región, hay una amenaza clara, acá no minimizamos ni un segundo la sensación de inseguridad, sino que no solo nos preocupamos sino que nos ocupamos”, indicó Boric en esa oportunidad, durante un acto donde puso en marcha la “Estrategia de Control de Acciones Territoriales”, para fortalecer el plan gubernamental “Calles sin Violencia”.

“Muchos nudos críticos”

Este lunes, el mandatario chileno también hizo hincapié en que recibió “un país con condiciones muy difíciles” y con “muchos nudos críticos”, como una inflación de más de 9 % y que llegó a estar del orden del 14 %.

“Hoy día la hemos bajado [la inflación] al orden del 4 % y este año vamos a llegar a la meta del central de 3 %. Un país donde las fronteras estaban absolutamente desbordadas y hoy, en conjunto con las Fuerzas Armadas y las policías, hemos encauzado ese conflicto y se han reducido en un 22 % los ingresos en la fronteras norte”, aseguró.

Por último, Boric dijo que su Ejecutivo ha demostrado “que la economía chilena está volviendo a crecer”. “Sí, recibimos un país en condiciones muy difíciles, con problemas de orden público prácticamente todas las semana y yo creo que lo hemos normalizado”, aseveró.

Fuente: RT