Opinión

Booking.com selecciona cinco ciudades por sus buenas prácticas de sostenibilidad

Booking.com selecciona cinco ciudades reconocidas por sus planes de desarrollo sostenible. El 50% de los viajeros consideraría viajar a un destino solo por sus buenas prácticas de sostenibilidad.

ESPAÑA. El día 31 de octubre la ONU organiza el Día Mundial de las Ciudades, una fecha para reconocer la importancia del acceso equitativo y adecuado a los servicios urbanos básicos, la urbanización sostenible, y el desarrollo económico y social. Según el estudio Estado de las Ciudades Europeas 2016 de ONU Hábitat, más del 80% de los residentes en ciudades europeas están satisfechos con su estilo de vida. Por lo general, las ciudades europeas ofrecen bastante accesibilidad, pero deben mejorar el transporte sostenible. En dos de cada tres, sólo el 25% de la población se mueve por la ciudad a pie. No obstante, las urbes españolas son algunas de las que hacen un uso más eficiente de sus recursos. Cada habitante de Málaga, por ejemplo, sólo usa 89 m2 de terreno por persona, menos de la mitad de la media de la Unión Europea.

Con motivo del Día Mundial de las Ciudades, Booking.com ha seleccionado cinco destinos que han sido reconocidos por su potencial económico, social y medioambiental.

Copenhague (Dinamarca)

Capital del hygge, un estilo de vida que convierte a Dinamarca en el país más feliz del mundo, Copenhague ha recibido en 2016 una mención especial en los Premios Europeos del Espacio Público Urbano. Con este galardón, se reconoce su empeño por reconquistar el espacio invadido por los vehículos privados en favor de los peatones y los ciclistas y, en general, por crear un entorno urbano agradable para las personas. El premio también reconoce su compromiso con la calidad de vida de sus ciudadanos o su gestión eficiente del agua.

Rotterdam (Países Bajos)

En 2014, Rotterdam recibió el premio C40 al Liderazgo de las Ciudades en la categoría de Adaptación Estraté- gica. Su programa para la sostenibilidad 2014-2018 contempla una estrategia integral para mejorar la seguridad y la calidad de vida de sus más de 600.000 habitantes. Para ello, se ha propuesto instalar 219.000 m2 de techos verdes para reducir las emisiones de dióxido de carbono y almacenar el agua de lluvia. Entre otras medidas, también se ha creado el corredor azul, una ruta navegable que actúa como almacenamiento de agua y crea un vínculo ecológico entre varias zonas naturales. Medellín (Colombia) Medellín ha recibido este año el premio Lee Kuan Yew por sus esfuerzos para integrar y rehabilitar ciertas zonas deprimidas de la ciudad. Entre estas mejoras.

Medellín (Colombia)

Medellín ha recibido este año el premio Lee Kuan Yew por sus esfuerzos para integrar y rehabilitar ciertas zonas deprimidas de la ciudad. Entre estas mejoras, se incluye un teleférico para conectar los puntos más altos de la ciudad, bibliotecas en los parques que actúan como puntos sociales y escaleras mecánicas para hacer el territorio más accesible. Además, a través del proyecto Unidades de Vida Articulada, se invita a los ciudadanos a participar activamente en la construcción de polideportivos y espacios culturales.

Johannesburgo (Sudáfrica)

Los bonos verdes son títulos de deuda que se emiten para generar capital específicamente para respaldar proyectos ambientales o relacionados con el cambio climático. Johannesburgo fue la primera ciudad en Sudáfrica en emitirlos y los fondos recaudados con ellos se destinaron a diversas iniciativas: un sistema que redirige el 70% de los desechos de la ciudad a vertederos y campañas para animar a la reutilización del agua e implementar energías renovables. Los bonos verdes le valieron a la ciudad el premio C40 al Liderazgo de las Ciudades en la categoría Energía Verde.

Suzhou (China)

A una hora y media de Shanghái, Suzhou ha acometido una transformación revolucionaria en la última década, equilibrando un rápido crecimiento económico y urbano con la protección de su patrimonio cultural y medioambiental. Su plan urbanístico, premiado con el Lee Kuan Yew en 2014, ha proveído de la infraestructura necesaria a las nuevas empresas que se han instalado en la ciudad y el innovador sistema de metro conecta las diferentes áreas. Además, para preservar zonas como el distrito histórico de Pingjiang, protegido por la UNESCO, Suzhou redirigió el crecimiento a un nuevo distrito financiero. (HOSTNEWS/COLIBRI)