Economía

Bolivia definirá la próxima semana adjudicación de su mayor mina de hierro

Jindal abandonó el proyecto en 2012 en medio de un pleito con el Gobierno del presidente Evo Morales, que acusó a la compañía de un supuesto incumplimiento de contrato.

LA PAZ.  Bolivia anunciará la próxima semana a la empresa china que se adjudicará el proyecto de explotación e industrialización del mayor yacimiento de hierro del país situado en la frontera con Brasil, informaron hoy fuentes oficiales.

Las empresas chinas Sinosteel Equipment y Henan Complant Mechanical, que pugnan por adjudicarse el proyecto, expusieron «en detalle» sus propuestas ante una comisión de representantes estatales, dijo el ministro de Minería y Metalurgia, César Navarro.

El ministro anunció que el próximo lunes 28 se tomará una decisión para hacer una invitación directa a una de las dos empresas para que se hagan cargo del Mutún, destacó la agencia estatal ABI.

Sinosteel ofreció inicialmente un proyecto con 450,6 millones de dólares de inversión y Henan uno de 419 millones de dólares, según datos difundidos hace unos días por el Ministerio de Minería.

Las dos compañías chinas pugnan en la licitación del proyecto para la producción de laminados de acero y que incluye la construcción de un complejo siderúrgico, la infraestructura adicional y la capacitación profesional de personal boliviano.

La nueva convocatoria a empresas extranjeras para el proyecto se produce tras el fracaso que supuso para Bolivia la contratación en 2007 de la empresa india Jindal para explotar el hierro en la mitad del cerro Mutún, situado en la región de Santa Cruz (este).

Jindal abandonó el proyecto en 2012 en medio de un pleito con el Gobierno del presidente Evo Morales, que acusó a la compañía de un supuesto incumplimiento de contrato.

La firma india ha replicado en tribunales internacionales que fue el Gobierno boliviano el responsable de que el proyecto fracasara y ha pedido la devolución de las multas que se le impusieron.

El cerro Mutún tiene unas reservas de 40.000 millones de toneladas de distintos minerales, sobre todo hierro.

Según el Gobierno, la mayoría de las inversiones para el proyecto serán financiadas por un crédito de China.

Las autoridades calculan que con este proyecto el país ahorrará 230 millones de dólares al dejar de importar acero laminado de Brasil y Perú, según datos difundidos por ABI. (Efe/ La Nación)