Actualidad

Bolivia busca asesoría de Ecuador en el juzgamiento de delitos penales

El nuevo modelo de gestión implica que los jueces se dediquen a tiempo completo a resolver los procesos

QUITO. El modelo de gestión de las unidades judiciales ecuatorianas que resuelven casos en materia penal es un referente para Bolivia. Por ello, la ministra de Justicia de ese país, Virginia Velasco Condori, visitó Quito para recabar información e insumos sobre el juzgamiento de este tipo de delitos.

La ministra boliviana se reunió, este 27 de noviembre, con la vocal del Consejo de la Judicatura (CJ), Karina Peralta. Ahí explicó que la justicia boliviana tiene interés en intercambiar experiencias en reforma judicial, sobre todo, en la realización de audiencias en materia penal, la aplicación de la oralidad y el sistema de notificaciones electrónicas.

También expresó su admiración porque Ecuador cuenta con nuevas normativas; un sistema de generación de estadísticas e información que permite adoptar políticas públicas; y un renovado sistema notarial.

De su parte, la vocal Peralta recordó que la reforma judicial ecuatoriana se realizó por mandato del pueblo expresado, a través de la consulta popular de 2011.

Indicó que uno de los resultados más importantes de este proceso se evidencia en las unidades de flagrancia, donde operan coordinadamente jueces, fiscales, defensores públicos, policías y agentes penitenciarios, y se dictan sentencias en tiempos mínimos.

El nuevo modelo de gestión implica que los jueces se dediquen a tiempo completo a resolver los procesos y que hayan ventanillas exclusivas para la atención a los usuarios.

De igual forma, resaltó la aplicación de innovaciones tecnológicas como el sorteo electrónico de causas y la implementación del sistema virtual de remates judiciales.

La vocal Peralta ratificó la voluntad que tiene el CJ para la implementación de este tipo de procesos en el sistema judicial de Bolivia.

Como parte de su agenda, la ministra Velasco visitó la Unidad de Flagrancia de Quito, donde observó la realización de una audiencia de calificación. La funcionaria boliviana mostró su admiración por la rapidez con que se efectuó esta diligencia que duró 40 minutos.

Posteriormente, hizo un recorrido por las unidades judiciales de Garantías Penales, de Contravenciones y Menores Infractores de la capital, para conocer el trabajo que realizan estas dependencias. (CJ/La Nación)