Realidades

Bobbi Kristina: la última hora del estado de la hija de Whitney Houston

El diario digital ‘Radar online’ ha publicado las conversaciones previas que tuvo Bobbi Kristina, la hija de Whitney Houston, antes de aparecer inconsciente en la bañera de su casa.

EE.UU. El dolor se prolonga para la familia de Whitney Houston. La tragedia comenzó el pasado 31 de enero, cuando encontraron a Bobbi Kristina Brown, hija única de Whitney Houston y Bobby Brown, inconsciente en la bañera de su casa de Roswell (Georgia).

Su estado ha sido muy grave desde entonces, pero en las últimas semanas su salud ha ido empeorando y desde el jueves 25 la situación es de una dureza aterradora: la joven, de solo 22 años, ha sido trasladada a un centro de cuidados paliativos, donde atienden a pacientes en estado terminal.

Desde el traslado, durante estos días, familiares y amigos han ido a visitar a Bobbi Kristina, mostrando la conmoción propia del momento, incluso sin poder aguantar las lágrimas. Son conscientes de que posiblemente sea la última vez que la vean, puesto que los médicos han dicho que a estas alturas pueden hacer poco por salvar su vida. Pero la esperanza es lo último que se pierde, y más en estos casos. Siguen esperando que ocurra el milagro.

Además, debido a los daños cerebrales que ha sufrido, de seguir con vida, padecería algún tipo de discapacidad.

Cuando la noticia de Bobbi Kristina llegó a sus allegados, a los medios y al mundo entero, fue inevitable establecer la similitud entre lo acontecido y el trágico final que acabó con su madre. Además, en febrero de 2015 (días después de hallar a la joven) se cumplían tres años de la muerte de la gran voz de El Guardaespaldas y la joven aún sufría problemas emocionales derivados de la dolorosa pérdida.

Sin embargo, a medida que se fue arrojando luz sobre lo ocurrido a Bobbi Kristina, los casos de madre e hija fueron coincidiendo cada vez más.

Whitney Houston fue encontrada en condiciones parecidas, pero su autopsia determinó que se trataba de un ahogamiento accidental causado por una enfermedad del corazón. En el caso de la hija, también se encontraron drogras en su casa, y se sabía que las consumía con cierta asiduidad. Incluso subió una foto a Instagram fumando marihuana en una gran pipa, aunque aseguró que su cuenta había sido hackeada y que ella no había subido la foto.

Fuera como fuese, los médicos aseguraron que el consumo de drogas no fue motivo de su pérdida de inconsciencia. Además, consiguieron reanimarla, de manera que cuando ingresó en un hospital local aún estaba viva. Las causas del estado de la joven están siendo investigadas, pero las autoridades aun no tienen las pruebas suficientes para concluir qué sucedió.

La investigación, además, puede ir más allá de líos y perjuicios de las drogas. Ha pasado a ser una investigación criminal, según afirmó el jefe de policía de Roswell. Los rumores e informaciones apuntan como principal sospechoso a Nick Gordon, novio y hermanastro de Bobbi Kristina.

En primer lugar, las sospechas se derivan de que Max Lomas, amigo de la joven, quien estaba con Gordon cuando la hallaron, aseguró a la policía que había visto a la pareja de Bobbi Kristina limpiando manchas de sangre en la casa según publicaciones de El País. Además, familiares aseguraron a medios norteamericanos que la joven presentaba marcas de violencia en el cuerpo, hecho que se agrava cuando confirmaron que la pareja, desde su comienzo en 2012, habían tenido varios episodios violentos.

Por si hubiera poca polémica alrededor del suceso, en caso de que no ocurriera el milagro por el que tanta gente reza, quedaría decidir quién recibirá la herencia de Bobbi Kristina, estimada entre 12 y 20 millones de dólares debido a la muerte de su madre, de la cual aún le quedaba por recibir gran parte en 2018 y en 2023. (Internet/La Nación)