Deportes

Blatter se despide con un sorteo de clasificación que depara un España-Italia

El punto culminante fue el sorteo de la zona europea, ya que Italia y Francia figuraban en el segundo bombo al no ser consideradas cabezas de serie en el ránking de la FIFA.

SAN PETERSBURGO. El emparejamiento entre dos campeonas del mundo, España e Italia, fue la mayor sorpresa del sorteo de la fase de clasificación del Mundial de fútbol de Rusia 2018, el último que presidirá el máximo dirigente de la FIFA, Joseph Blatter.

Aunque el apelativo de “Grupo de la Muerte” se lo llevó unánimemente el A con Holanda y Francia como grandes favoritas, pero acompañados por Suecia, Bulgaria, Bielorrusia y la cenicienta Luxemburgo.

Mientras, la campeona del mundo, Alemania, tuvo más suerte y se las verá a partir del 4 de septiembre con equipos como la República Checa o Irlanda del Norte en el Grupo C.

La ceremonia, que se celebró a las afueras de San Petersburgo en el recinto del Palacio de Constantino, considerada la residencia de verano del presidente ruso, Vladímir Putin, estuvo marcada por el anunciado adiós en febrero de 2016 de Blatter como dirigente de la FIFA.

Quizás por eso, Putin recibió al suizo minutos antes del sorteo y ambos abrieron la ceremonia con breves discursos en los que aludieron al poder del fútbol para unir a los países y prometieron que Rusia 2018 será un gran éxito de organización y de público.

Blatter, que no se había atrevido a abandonar Suiza desde el estallido del escándalo de corrupción en mayo y, de hecho, no acudió a eventos como el Mundial femenino en Canadá o la Copa América en Chile, era consciente al viajar de que Rusia no tiene tratado de extradición con Estados Unidos.

Su discurso fue seguido atentamente por su enemigo acérrimo y jefe de la UEFA, Michel Platini, quien en los últimos días ha estado recabando apoyos para su candidatura en las elecciones a la presidencia del fútbol mundial.

No obstante, por un día la FIFA logró desviar la atención, ya que todo el interés estaba en las eliminatorias y los grupos de clasificación para el Mundial, a lo que también contribuyó la gala presentada por la modelo Natalia Vodiónova y que ofreció ballet y música en cuentagotas.

Estrellas de pasados mundiales como el brasileño Ronaldo o el italiano Fabio Cannavaro, campeones en 2002 y 2006, respectivamente, animaron la noche al sacar las bolas de los bombos, al igual que el camerunés Samuel Etoo o el uruguayo Diego Forlán.

El punto culminante fue el sorteo de la zona europea, ya que Italia y Francia figuraban en el segundo bombo al no ser consideradas cabezas de serie en el ránking de la FIFA.

Todos los seleccionadores cruzaban los dedos para que no les cayeran en suerte ni los ‘azzurri’ ni los ‘bleus’, pero dos salieron finalmente escaldados, Toni Grande, el ayudante de Vicente del Bosque presente en la sala, y el técnico holandés.

Para entonces, España contará con un nuevo seleccionador, ya que Del Bosque ya ha insinuado que no seguirá en el cargo tras la Eurocopa de Francia.

El italiano Antonio Conte intentó mantener la compostura, nunca llegó a torcer el gesto y, de hecho, en declaraciones a la prensa rechazó el calificativo de “difícil” y prefirió el de “estimulante”, aunque no dudó en alabar a la escuadra española.

“Es una escuadra muy, muy fuerte. Sigue siendo uno de los equipos más grandes del mundo. Le tenemos un grandísimo respeto”, aseguró a Efe.

Tras décadas de manifiesta inferioridad, España le tiene tomada la medida a Italia en sus últimos enfrentamientos oficiales, ya que la apeó en los penaltis en los cuartos de final de la Eurocopa de 2008 y la apabulló en la final del máximo torneo continental cuatro años más tarde (4-0).

El resto de rivales del Grupo G son asequibles, especialmente Albania y Liechtenstein, ya que Israel y Macedonia pueden ofrecer resistencia en sus estadios.

En todo caso, al tratarse de un grupo de seis equipos, además del campeón, el segundo clasificado también tendrá opciones de viajar a Rusia a través de la temida repesca en noviembre de 2017.

La Portugal del madridista Cristiano Ronaldo no debería tener excesivos problemas en el B que incluye también a Suiza, Hungría, Letonia, las Islas Feroe y Andorra.

Tampoco puede quejarse su compañero, el galés Gareth Bale, ya que su selección, que no disputa un Mundial desde 1958, evitó a transalpinos y galos y se las verá con Austria, Serbia e Irlanda.

Una vez que estaba decidido que el formato en la zona sudamericana era todos contra todos en una liguilla, la intriga era únicamente conocer el calendario de emparejamientos que comenzarán con un buen partido entre Brasil, cuyo seleccionador, Carlos ‘Dunga’, viajó a San Petersburgo, y Chile, flamante campeón de la Copa América.

La primera jornada ofrecerá además otros partidos como el Argentina-Ecuador; el Colombia-Perú; el Venezuela-Paraguay y el Uruguay-Bolivia.

En lo que respecta a la CONCACAF, la selección de Nicaragua se enfrentará a la de Jamaica en el partido más duro de la tercera ronda clasificatoria, mientras que el Salvador y Guatemala tuvieron más suerte, ya que sus rivales son Curazao y Antigua y Barbuda.

El Mundial de Rusia se celebrará del 14 de junio al 15 de julio de 2018, mientras que la Copa Confederaciones, que ya tiene confirmada la participación de Alemania, Chile, Rusia y Australia, se disputará un año antes. (Efe/La Nación)