Tecnociencia

Blanca Madurga, especialista en Urología: “Esto es lo que mide un pene normal y más allá produce dolor”

El tamaño del pene es una de las principales preocupaciones de los hombres y sobre el que giran muchos mitos.  Blanca Madurga, uróloga, nos resuelve todas las dudas en esta información y en su último libro Todo lo que necesitas saber sobre el pene y nunca te atreviste a preguntar. 

Las mujeres, en mayor o menor medida, acuden al ginecólogo a hacerse revisiones. Es habitual que tras las relaciones sexuales, una mujer acuda a este profesional para ver que todo está bien o, más adelante, cuando se quedan embarazadas. Sin embargo, en el caso de los hombres esto no es así. «No suelen acudir al urólogo hasta que hay un problema y cuando lo hacen, normalmente, ya es tarde». Así lo explica a CuídatePlus Blanca Madurga, doctora en Medicina, especialista en Urología y autora del libro Todo lo que necesitas saber sobre el pene y nunca te atreviste a preguntar.

En él, Madurga habla de la gran desinformación que todavía existe sobre el pene y de los mitos que giran en torno a el y a la virilidad, algo que “causa muchos y graves problemas en los hombres porque piensan que no están a la altura de lo que creen en las relaciones sexuales, lo que causa un trauma importante en ellos”, asegura.

El libro se dirige a los hombres, sobre todo, pero también a las mujeres, que tienen que saber “cómo funciona el órgano sexual masculino”, porque, asegura, “muchas no lo saben y es importante para una relación sexual placentera y satisfactoria”.

Blanca Madurga

Cuánto mide un pene normal

El tamaño del pene ha sido, es y será una de las principales preocupaciones de los hombres y sobre el que giran los principales mitos relacionados con la salud íntima de los varones. ¿Cuánto mide un pene normal? ¿cuánto mide de ancho? ¿y de largo?¿qué es un micropene? ¿un pene grande produce más placer que uno pequeño? Estas son algunas de las preguntas más habituales que se hacen los hombres y que Madurga intenta resolver en su libro.

En relación al tamaño del pene, para empezar, señala la experta a CuídatePlus “hay que saber que la vagina mide 10 cms por lo que todo lo que sea más grande que esto puede producir dolor en la mujer y es una exageración”. Y es que “el fondo de la vagina es el cuello del útero y la mayor sensibilidad se encuentra en el tercio anterior, es decir, en los tres primeros centímetros, poco más allá de la entrada”, por tanto, lo que sea muy grande producirá dolor.

Para Madurga, “la realidad es que el tamaño de la gran mayoría de los penes entra dentro de la normalidad”. Según ella, la longitud media en centímetros del pene estirado en el varón normal es:

  • Bebé prematuro de 30 semanas: 1,5 cm
     
  • Bebé prematuro de 34 semanas: 2 cm
     
  • Recién nacido a término: 2,5 cm
     
  • Niño de 12 meses: 2,6 cm
     
  • Niño de 5 años: 3,5 cm
     
  • Niño de 10 años: 3,8 cm
     
  • Adulto: 9,3 cm

Estas son las medidas estándar de penes normales y que nada o poco tienen que ver con el placer que recibe la mujer. De hecho, “el tamaño del pene no es tan relevante a la hora de proporcionar placer a la mujer”. Es más, “un pene exageradamente grande, en vez de placer, tiene muchas papeletas de causar dolor durante la penetración. Y si hablamos de la penetración anal, pasa lo mismo, porque la mayor sensibilidad está en el ano y, aunque la ampolla rectal es muy amplia y ditensible, no importa que el pene sea largo o no a la hora de producir placer pero sí dolor”.

Micropene, pene pequeño o pene enterrados

Muchos hombres acuden a la consulta de urología pensando que tienen un pene pequeño y buscan un remedio para solucionar este problema. Sin embargo, como afirma Madurga,  “la mayoría de ellos no tienen un pene pequeño, simplemente lo tienen enterrado, es decir, no se lo ven”. 

¿Por qué? Porque son obesos. Como informa, “en los adultos obesos, la longitud percibida del pene puede aumentar si eliminamos la grasa suprapúbica”. La solución a este problema es tan sencilla y tan difícil como adelgazar pero “perder peso no siempre es fácil”. En estos casos, la experta propone “una liposucción o una lipectomía, es decir, la extirpación quirúrgica de esa grasa y la piel que la cubre”.

En otros casos, sí puede existir un micropene. Como informa la experta, “por supuesto que se puede desarrollar un micropene en la edad adulta, pero por causas muy concretas y distintas a las presentes en la infancia”. Así, señala. “la aparición de curvas peneanas extremas, amputaciones parciales de pene por lesiones cancerígenas, patologías en el escroto como el hidrocele, que conlleva la acumulación de líquido en la bolsa escrotal”.

Al margen de estos problemas, la autora señala que “la práctica médica ha demostrado que en los adultos, los motivos más frecuentes de las consultas por pene pequeño se deben a una percepción anómala de la imagen corporal, por lo que es precisa ayuda psicológica”.

En hombres jóvenes y adultos, añade, “la creencia de que se tiene el pene pequeño es un trastorno mucho más habitual que la aparición de un verdadero micropene”.

El pene, recuerda Madurga, “es un órgano con dos misiones básicas, orinar y copular y lo principal es que pueda llevarlas a cabo”, por tanto, en su opinión, “en el sexo, el tamaño es menos importante que la forma de manejar el pene. De hecho, es mucho más satisfactorio un pene bien empleado que uno bien calzado”. 

Por:  CUÌDATE PLÙS