Opinión

¿Biden o Trump?

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

Las próximas elecciones en US. evidentemente abren un enorme espacio de incertidumbre, no tanto por el aparente empate, de estos dos grandes líderes de los dos principales partidos políticos tradicionales, del gigante de Norte América, cuánto por el obligado recambio generacional, que esa super potencia mundial, exige de sus líderes para estar a la vanguardia de los acontecimientos internos como mundiales.

Que los dos candidatos a la Presidencia estén en el umbral de las ocho décadas, por supuesto que preocupa a toda la sociedad norteamericana, así como el promedio de los principales líderes, tanto de la cámara de representantes como la del Senado, con los mismos promedios de edad…

Es cierto que la experiencia y el conocimiento se asientan con los años, pero es también ineludible, que los años producto del stress, provocan somnolencia, cansancio, agotamiento, debilidad, lagunas mentales, que deben movilizar a los ejércitos de médicos y asesores, para evitar decisiones que puedan poner en peligro la paz y la estabilidad mundial…

Ante este panorama, los jóvenes cuyo promedio va de cuarenta a cincuenta años, están a la espera que un outsider, aparezca y patee el tablero político, y se convierta en el nuevo John F Kennedy.

A propósito de este nombre, aparece como un tercer candidato independiente el nieto del expresidente asesinado en Dallas Texas, que escuchando su mensaje en español, por las redes sociales, despierta un faro de esperanza y un nuevo liderazgo, que pondría a toda la sociedad de ese enorme país, ante una revolución en el mejor sentido del concepto político…

Lo que suceda en US. es también de enorme interés para el mundo entero, pues el rumbo que marquen sus líderes podría abrir la puerta a una nueva era de estabilidad y oportunidades de bienestar en todo el mundo, y en el otro lado de la moneda, más violencia, hambre, miseria y muerte y pobreza…

Biden o Trump, no deberían ser las únicas opciones, para una sociedad cargada en manipular a los gobiernos de turno en función de sus intereses, un outsider como Kennedy, podrían llevarnos hacia el despegue de la nueva era, que el siglo 21 demanda de los Estados Unidos de Norteamérica.

Semper Fi.