Internacional

Biden dice que no enviará a Ucrania misiles de largo alcance

El presidente de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden, dijo este lunes que su Gobierno no enviará misiles de largo alcance a Ucrania capaces de llegar a territorio ruso, tal y como le piden las autoridades ucranianas. La respuesta la dio tras ser consultado por periodistas en la Casa Blanca respecto a esa posibilidad.

“No vamos a enviar a Ucrania sistemas de cohetes que puedan llegar a Rusia”, dijo el mandatario, justo antes de salir rumbo al cementerio nacional de Arlington, en las afueras de Washington, donde rindió homenaje, como es tradición, a los soldados muertos de EE.UU. en el Día de los Caídos, que se celebra esta jornada.

A principios de mayo, Biden pidió al Congreso más dinero para poder seguir ayudando a Ucrania ante la agresión rusa, pero también para garantizar la reposición del arsenal militar estadounidense. “Necesitamos más dinero para asegurarnos de que Estados Unidos sigue enviando armas directamente al frente de la libertad en Ucrania y seguir apoyando económica y humanitariamente al pueblo ucraniano”, dijo entonces el mandatario.

“Traición a la democracia”

Ucrania lleva semanas pidiendo sistemas de lanzamiento de cohetes de largo alcance, conocidos como MLRS, capaces de alcanzar el territorio ruso. Las autoridades de Kiev señalan que necesitan esas capacidades de defensa para combatir y expulsar a los rusos de territorio ucraniano, y no para atacar territorio ruso. Por lo demás, las fuerzas armadas ucranianas ya disponen de armas capaces de golpear al vecino país.

Los medios de comunicación estadounidenses habían informado que Washington preparaba el suministro de sistemas de lanzamiento múltiple de cohetes de largo alcance a Kiev, tras la aprobación por el Congreso de una ayuda adicional de 40.000 millones de dólares. Sin embargo, el portavoz del Pentágono, John Kirby, no confirmó el envío de los MLRS M270, armamento muy móvil, con un alcance de hasta 300 km.

Kiev también pidió a Estados Unidos un segundo tipo de sistema: el M142 Himars, con un alcance de entre 70 y 150 km, muy superior a las baterías de obuses M777, que son las que actualmente se entregan a Kiev y tienen un alcance efectivo de no más de 40 km.

El senador republicano Lindsey Graham reaccionó calificando la decisión de Biden como “una traición a Ucrania y a la democracia misma”. Agregó que Ucrania “no está pidiendo soldados estadounidenses, sino armas avanzadas para defenderse de la invasión de Putin (…) Aparentemente, la administración de Biden se siente nuevamente intimidada por la retórica rusa”.

Fuente: dw.com