Economía

BID concede crédito por $75 millones para optimizar Empresas Públicas

El directorio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo por $75 millones para respaldar el proceso de reformas que el Gobierno está implementando en las empresas públicas de la Función Ejecutiva.

El crédito tiene un plazo a 25 años, con un período de gracia de cinco años y medio, y una tasa de interés alrededor del 3%.

El ministro de Economía, Richard Martínez, recordó que la consolidación fiscal y el manejo eficiente y transparente de los recursos de los ecuatorianos son parte de los pilares del Plan de Prosperidad.

«En esa línea, se ha previsto realizar un profundo proceso de optimización de estas instituciones, lo que también daría como consecuencia la mejora de su capacidad en la prestación de servicios a la ciudadanía», dijo.

Este crédito otorgado por el BID, que forma parte de los $1.717 millones que el organismo entregará al país hasta el 2021, permitirá alinear a las entidades públicas con los principios de gobernanza corporativa, eficiencia y transparencia, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Apoyo a reformas a Ley de Empresa públicas

En un comunicado, el BID resaltó su apoyo a la implementación de una nueva Ley Orgánica de Empresas Públicas, a través de la profesionalización de sus Directorios, el control del Servicio de Rentas Internas (SRI), al igual que las empresas privadas, y la publicación anual de sus estados financieros auditados.

Otro de los objetivos del organismo multilateral es apuntalar la fusión de las petroleras estatales, Petroecuador y Petroamazonas, y mejoras de eficiencia en la gestión de la Corporación Eléctrica del Ecuador y de la Corporación Nacional de Electricidad.

Además, el préstamo otorgado también incluye financiamiento para los procesos de optimización de la masa salarial.

“Las reformas tienen como objetivo robustecer, de manera integral, el manejo y la sostenibilidad de las cuentas fiscales del Ecuador. En este punto en particular, se van a introducir estándares de transparencia, de rendición de cuentas y procesos competitivos. Se espera la reducción de la carga fiscal derivada de las empresas públicas de la Función Ejecutiva, medida como el monto de asignaciones presupuestarias-transferencias del Presupuesto General del Estado a estas entidades, del 4,2% del PIB, en el 2018, al 3,2% del PIB en el 2022”, explicó el BID.

Finalmente, el ministro Martínez indicó que es necesario cambiar radicalmente la gestión de las empresas públicas.

“El país ganará al tener empresas públicas que sean competitivas en lugar de corporativistas, que sean eficientes en lugar de rentistas, que aporten al desarrollo en lugar de ser una carga que lo frena”, concluyó. (La Hora)