Economía

BID aprueba nuevo crédito para fortalecer servicios sociales en Ecuador

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció que Ecuador es el primer país que recibe fondos provenientes de la nueva Iniciativa de Migración del organismo multilateral.

En este sentido, la operación aprobada funciona bajo una nueva modalidad que incluye recursos no reembolsables para apoyar a las principales localidades receptoras de población migrante.

«Ecuador va a fortalecer los servicios públicos de salud, educación y protección social para las poblaciones de mayor vulnerabilidad en varias ciudades priorizadas», explica un comunicado oficial.

En concreto, el país recibirá un crédito por 50 millones y un adicional de 12,5 millones en financiamiento no reembolsable.

“Ecuador ha tenido importantes avances sociales en años recientes y ahora está actuando de manera proactiva para asegurar que las comunidades puedan seguir accediendo a servicios sociales de calidad aun cuando ha habido aumentos importantes en la demanda de servicios,” dijo Julia Johannsen, Jefa de Equipo del proyecto en el BID.

Atención focalizada

El proyecto tiene aspectos innovadores. Por ejemplo, incluye el uso de novedosos instrumentos de focalización geográfica para identificar a los más necesitados, introduce nuevas modalidades de atención en la protección especial de menores vulnerables; y sigue un enfoque de complementación multisectorial de servicios sociales, para, a criterio de los técnicos del BID, asegurar un «uso eficiente de los recursos”.

A partir del 2018, el país empezó a recibir flujos migratorios, especialmente desde Venezuela, acentuando el reto de proveer servicios públicos de cobertura y calidad adecuadas para garantizar el desarrollo humano de la población, particularmente sus segmentos vulnerables.

El diseño del proyecto responde a la solicitud del gobierno ecuatoriano de diseñar y financiar una operación que atienda el reto de desarrollar una estrategia integral para la inclusión de la población migrante en sus comunidades; a través de los servicios de protección social, salud y educación, sin que esto vaya en detrimento del acceso de la población ecuatoriana a estos servicios en las principales ciudades receptoras del país.

Según las autoridades, en el diseño de la iniciativa se utilizó registros anonimizados de telefonía celular para identificar a las principales ciudades receptoras de migrantes, incluyendo Guayaquil y Quito, seguidas por Manta, Santo Domingo, Cuenca, Machala, Portoviejo, Esmeraldas, Ibarra y Salinas.

Los beneficiarios del proyecto son la población infantil y adolescente y mujeres en situaciones de vulnerabilidad en las ciudades priorizadas.

«Siguiendo la lógica del ciclo de vida, el proyecto busca mejorar el acceso a los servicios sociales para la población más vulnerable, incluyendo madres embarazadas en sus controles prenatales, menores no acompañados o sin hogar en su acogida temporal y protección, los niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad en la calle y sus familias en su referencia a servicios sociales, niños en edad preescolar excluidos del sistema educativo en su acceso a visitas domiciliarias; y niños de 8 a 18 años que tienen un rezago escolar de dos o más años relativo a su edad y requieren de nivelación y aceleración pedagogía», puntualiza el BID. (La Hora)