Internacional

Berlín reitera disposición al diálogo con Rusia, pero también a responder

“Estamos dispuestos a un diálogo serio sobre acuerdos y pasos mutuos que aporten mayor seguridad a todos en Europa, también a Rusia (…) y estamos dispuestos a reaccionar si, por contra, Rusia opta por la vía de la escalada”, dijo la ministra este lunes antes de partir hacia Kiev y Moscú.

Agregó que ni se puede ni se recortarán los principios fundamentales del Acta Final de Helsinki “que durante los últimos cincuenta años protegieron a Europa de la pesadilla de una gran guerra”.

Entre ellos citó la inviolabilidad territorial, la elección libre de alianzas y la renuncia a amenazar con violencia como herramienta política.

Señaló su intención de sondear sobre el terreno si por parte de Rusia existe la disposición de “alcanzar soluciones por la vía diplomática, sobre todo de “reavivar” el proceso de Normandía y “avanzar de una vez por todas en la implementación de los acuerdos de Minsk”.

La condición indispensable en diplomacia es “entender el punto del vista del otro, también si las opiniones son en parte totalmente contradictorias”, razón por la cual un primer viaje como este “es tan importante precisamente en tiempos tan difíciles”, dijo.

Aseguró que “escuchará atentamente” a sus interlocutores, tanto en Moscú como en Kiev y explicará también “con toda claridad” la postura que defienden “unánimamente” la Unión Europea, el G7 y la Alianza Transatlántica.

El nuevo Gobierno alemán quiere relaciones “sustanciales y estables” con Rusia, afirmó.

“La lista de temas conflictivos que tenemos que tratar es larga y en los últimos tiempos han proyectado una sombra cada vez más oscura sobre las oportunidades para una cooperación que beneficia a la gente en ambos países”, dijo.

Baerbock se refirió a ámbitos como la ciencia y la cultura, el comercio y las inversiones, las energías renovables y la lucha contra el cambio climático, “que también en Rusia es cada vez más palpable”, y subrayó en particular la cooperación de la sociedad civil.

“También sobre estas oportunidades quiero hablar con mi colega ruso, y de cómo crear las condiciones para hacer mejor uso de ellas”, agregó.

Por otra parte, señaló que en Kiev quiere dejar claro que las conversaciones sobre Ucrania no se mantienen sin incluir a ese país.

Agregó que en el treinta aniversario de las relaciones diplomáticas con Ucrania, el nuevo Gobierno alemán no sólo continuará con su compromiso, sino que apostará por una “actualización”, lo que significa sobre todo, precisó, “contribuir a fortalecer el potencial” de ese país.

Por ello, Baerbock tiene intención de hablar sobre iniciativas para la modernización sostenible del sector energético ucraniano, el desarrollo del mercado de hidrógeno verde y ofertas de apoyo para combatir los ataques cibernéticos.

Según informaron fuentes de Exteriores, la ministra se reunirá hoy con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, y mañana con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov.

Fuente: dw.com