Internacional

Berlín prevé una dura negociación en pos de fondos para los refugiados sirios

El objetivo de la conferencia de donantes es movilizar fondos para hacer llegar ayuda humanitaria a los desplazados internos por la guerra civil siria.

BERLÍN.  El Gobierno alemán prevé una dura negociación para lograr reunir fondos destinados a la ayuda humanitaria a los refugiados sirios en la conferencia de donantes que se celebra mañana en Londres y a la que acudirá la canciller Angela Merkel.

Según indicaron hoy fuentes gubernamentales, la jefa del Ejecutivo alemán ha realizado previamente numerosas llamadas telefónicas para lograr esos apoyos, pero probablemente no se concretarán ayudas vinculantes hasta la ronda final de las sesiones del jueves en la capital británica.

Merkel acude a la cita, a la que asisten representantes de 70 países, en su calidad de coanfitriona junto con los restantes convocantes de la reunión -Reino Unido, Noruega, Kuwait y la ONU-.

Se espera que Berlín incremente su aportación, aunque las fuentes gubernamentales declinaron avanzar el alcance de esta dotación.

El diario regional “Rheinische Post” afirmó en su edición de hoy que Berlín está dispuesto a destinar 500 millones de euros adicionales a los fondos de la Alta Comisaría de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), cuestión que Merkel anunciaría mañana.

De ser así, la contribución alemana a ese fondo ascendería a 1.500 millones de euros este año.

Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, Japón y la Unión Europea son los cinco mayores contribuyentes y financian más del 60 % de los programas de ayuda de ACNUR.

El objetivo de la conferencia de donantes es movilizar fondos para hacer llegar ayuda humanitaria a los desplazados internos por la guerra civil siria y a los refugiados que están en los países vecinos.

Los cuatro años de conflicto sirio han provocado decenas de miles de muertos y el desplazamiento interno de 13,5 millones de personas, mientras que el número de refugiados en los países vecinos está estimado en 4,2 millones.

Según cálculos de la ONU, la comunidad internacional debería aportar 7.000 millones de euros para la ayuda humanitaria a los refugiados.

La situación es de emergencia humanitaria en algunos de los campamentos de los países vecinos, donde han debido reducirse a mínimos las raciones diarias de alimentos por no haberse hecho efectivas muchas de las aportaciones comprometidas. (EFE/La Nación)