Internacional

Bélgica busca a mujer y sus dos hijos al sospechar se han unido a EI

Fuentes judiciales indicaron a la agencia Belga que la situación se complicaría si los niños se encontraran en Siria, un país en estado de guerra con cuyas autoridades no es posible establecer contactos.

BRUSELAS. Las autoridades belgas buscan a una mujer de 32 años y a sus hijos de 5 y 3 años, que abandonaron en febrero su domicilio en Molenbeek, un distrito de Bruselas, para supuestamente viajar a Siria y, según medios locales como la televisión RTL, unirse a los yihadistas del Estado Islámico (EI).
La desaparición de la mujer y los hijos fue denunciada el pasado 13 de febrero por el padre de los niños, “preocupado al constatar que todos los objetos personales de la mujer habían desaparecido, incluida su ropa y la de los pequeños, así como sus documentos de identidad”, según la fiscalía de Bruselas.

“Distintos elementos del dossier permiten creer que la madre y los niños tenían por objetivo llegar a Siria”, según la fiscalía de Bruselas.

Además, las autoridades buscan a dos hermanos de la mujer, uno de ellos menor de edad, que se sospecha también han viajado a Siria.

La desaparición fue denunciada a última hora de la tarde del 13 de febrero, cuando los niños y la madre se encontraban a bordo de un avión con destino a Turquía, que había despegado de Amsterdam.

La mujer, los niños y los dos hermanos de ella habían reservado un billete de avión de ida y vuelta a Turquía y una estancia en un hotel.

“Hasta la fecha, los niños no han podido ser localizados, ni en Turquía ni en Siria. Cooperamos estrechamente con las autoridades turcas y los niños están siendo activamente buscados,a sí como el hermano menor de la madre”, dice la fiscalía, que apunta que la desaparición “estaba bien preparada”.

“Es una mujer nacida en Bélgica, con estudios universitarios y que estaba feliz con su pareja. En un lapso de tiempo muy corto se produjo un cambio de actitud. Su hermano, que estaba en Siria desde hace nueve meses, retomó el contacto con ella (…) para animarla a unirse a él, intentando radicalizarla”, según Ahmed El Khannouss.
Según la fiscalía, la salida de los niños del país podría ser considerada un secuestro internacional, ya que la madre pudo haber tomado las decisiones de manera unilateral, cuando la autoridad parental corresponde a ambos progenitores. (Efe/ La Nación)