Internacional

Begoña Gómez, esposa de Pedro Sánchez, es investigada por tráfico de influencias y corrupción

Hasta ahora han sido citados a declarar dos periodistas como testigos. Ambos han publicado informaciones que vinculan a Begoña Gómez con personas incluidas en el caso del ex asesor del ministro del PSOE José Luis Ábalos, Koldo García.

El titular del Juzgado de Instrucción número 41 de Madrid, Juan Carlos Peinado, ha abierto diligencias de investigación contra la esposa del presidente del Gobierno, Begoña Gómez, por la supuesta comisión de delitos de tráfico de influencias y corrupción en negocios. Peinado ha declarado secreta la instrucción del caso.

Tras recibir una denuncia de Manos Limpias, organización de extrema derecha dirigida por Miguel Bernad, el juez Peinado adoptó la decisión el 16 de abril. Los datos que aporta el denunciante son informaciones previas publicadas en varios medios.

Para la Moncloa es una denuncia basada en bulos

Hasta ahora el juez ha citado a declarar a dos periodistas como testigos. Ambos han publicado informaciones que vinculan a Begoña Gómez con personas incluidas en el llamado Caso Koldo.

La organización de Bernad habría puesto, según fuentes de la Presidencia del Gobierno citadas por la Cadena SER, “una denuncia basada en bulos y noticias falsas, por lo que carece de toda base legal y responde a una estrategia de la derecha y la extrema derecha y sus terminales”.

Sánchez asegura que sigue creyendo en la Justicia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez aseguró este miércoles en una pausa de la sesión de control que pese a las informaciones publicadas sigue creyendo en la Justicia.

El texto de la denuncia asegura que Begoña Gómez gracias a su relación con el presidente del Gobierno, habría enviado cartas de recomendación con su firma a empresarios que concurrían a concursos públicos.

Empresas y empresarios citados en la denuncia

Entre los empresarios citados están el presidente del Zamora CF, Víctor de Aldama, uno de los principales empresarios investigados en el denominado ‘Caso Koldo’. La denuncia presenta a Aldama como el enlace de Gómez con la empresa turística Globalia.

Manos Limpias detalla en la denuncia que Air Europa “pactó pagar 40 mil euros al año al Africa Center de la denunciada”. Añade que “el acuerdo entre Globalia y el Instituto de Empresa incluía la entrega de 15 mil euros al año en vuelos de primera clase para la denunciada y su equipo”.

La Oficina de Conflictos de Intereses del Ministerio de la Función Pública ha archivado dos denuncias previas presentadas por el Partido Popular. En el momento de escribir estas líneas a Begoña Gómez no le constaba que le hubieran comunicado la denuncia.

Fuente: Euronews