Realidades

Beckham: “Lo que menos me gusta de mi cuerpo son los pies”

David Beckham, diseñador de moda y modelo de la firma H&M, presenta su nueva colección, ‘Modern Essential’

MADRID – “Pantalón vaquero, camiseta y americana” son las prendas básicas de David Beckham para esta primavera-verano 2015, según explicó esta semana el ex futbolista y ahora diseñador de moda y modelo de la firma H&M, quien considera que sus pies son la parte de su cuerpo que “menos me gusta”.

En la Gran Vía madrileña se agolparon cientos de fans para ver a Beckham que, vestido con ropa casual en tonos azul marino, llegó puntual a la cita, con una amplia sonrisa, menos rubio que en otras ocasiones y arropado por un par de guardaespaldas. Una cita en la que Beckham presentó su nueva colección, Modern Essential, para el gigante sueco, que no es otra cosa que los imprescindibles del ex centrocampista del Real Madrid, es decir prendas clásicas que ha revitalizado con novedosas texturas, divertidos colores y atrevidos cortes hasta elaborar unas 45 piezas.

La nueva colección se cimenta en torno a tonos como el azul marino, blanco opaco y gris jaspeado salpicado con un atractivo y luminoso rojo anaranjado. En esta propuesta, que ya está a la venta a precios populares, a diferencia de la exclusiva línea de moda que diseña su mujer, aparecen divertidas rayas y patrones cómodos. La nueva línea firmada por el exfutbolista se presenta con una campaña publicitaria realizada por el director de cine Marc Forster. “Diseño las prendas según lo que a mí me gusta, lo que yo me pondría”, dice Beckham, quien asegura que esta nueva colección se identifica “mucho” con él.

‘HIPSTER’ A sus 39 años, Beckham, que luce barba estilo hipster e interesantes arrugas, se ruboriza cuando se le pregunta qué parte de su cuerpo le gusta más. “Oh, Dios mío, no sé qué contestar, ¿tú qué opinas?”, le pregunta a la periodista, quien contesta que “todo”. Sin embargo, desvela que lo que menos le gusta de su cuerpo son los pies. “Los tengo muy estropeados de jugar al fútbol, aunque tampoco están tan mal”, explica entre risas. Considera que el estilo y el glamour van unidos al ADN de cada persona. “Cada uno tiene su propio estilo, sus gustos, lo que a mí me puede gustar en un determinado momento a otra persona no”. No sigue las tendencias al dictado, prefiere vestir con prendas cómodas como vaqueros, camisetas y zapatillas deportivas, pero si tuviera que escoger un estilo elegante se decantaría por el british, prendas que se reconocen por su halo de gentleman.

Desde que, entre lágrimas, abandonara el fútbol profesional, Beckham ha sabido reinventarse y ha centrado su profesión en el diseño de moda, una profesión que también comparte con su mujer, la ex-Spice Girl Victoria Beckham.

“Cada uno tenemos nuestro propios criterios para realizar una colección, evidentemente somos un matrimonio y nos contamos las cosas, pero Victoria no me da consejos de cómo debo realizar una colección”. Se siente muy orgulloso de su esposa. “Victoria está feliz, ha trabajado muy duro hasta crear su propia firma de la nada, tiene un gran visión del mundo de la moda y sabe lo que desea la mujer”, comenta este inglés de mirada traviesa. (Internet/La Nación)