Opinión

Bazar de La Mona: Una vitrina a las nuevas ideas

Con el objetivo de ofrecer un lugar agradable en donde los asistentes pudieran intercambiar información, enriquecer sus redes de contactos y dar a conocer sus productos, nace este proyecto.

GUAYAQUIL. Simoné Delgado Solís tuvo una idea magnífica, pero le faltaba la ‘fórmula’ para hacerla realidad. Ella quería darle apertura a los nuevos emprendimientos con la finalidad de ofrecer productos de primera calidad, pero con la idea clara, Simoné decidió fundar en diciembre del 2014, El Bazar de la Mona.

Este es un lugar en donde los asistentes puedan comprar desde ropa, zapatos, accesorios, adornos para la casa, entre otros. Pero al consultarle sobre el nombre jocoso, ella respondió con naturalidad, que se debe porque sus amistades y familiares la llaman ‘Mona’, en alusión a su primer nombre.

Al principio Simoné empezó en su casa, con la idea de integrar a la comunidad y promocionar los productos de las primeras emprendedoras, esto se realiza en los Ceibos, al norte de la ciudad. Pero como veía que estaba consiguiendo más interesados decidió hacer ferias.

La primera la hizo en diciembre, debido a su acogida tuvo que organizar otra en febrero; luego de pedir la autorización respectiva, se instaló en un lugar fijo en el Comité Los Ceibos, un espacio mucho más grande donde podía abarcar a más personas. Así, empezó con la tercera edición el 9 de mayo.

Actualmente se está gestionando la cuarta edición del Bazar, que se celebraría el sábado 4 de julio. Ella comentó que el Bazar de La Mona da la posibilidad de participar a todos aquellos pequeños empresarios y emprendedores que deseen dar a conocer sus productos. “Cada vez me sorprendo más de ver la cantidad de ideas increíbles con las que la gente ha emprendido en los últimos tiempos. Me parece que es una forma linda de impulsar la economía local y comunitaria”, manifestó Simoné.

“Recomiendo siempre que traigan al bazar precios de feria, nada tan caro, para que la gente compre en cantidad y que no se convierta en un Bazar de lujo”, recalca la emprendedora como una de las recomendaciones que da para los nuevos emprendedores.

Con alrededor de $80 inició este negocio, dinero que sirvió para la compra entre papelería, y o cosas para decorar, además de un aviso en Facebook. Hoy en día esta empresa planifica invertir en publicidad en periódicos y revistas locales.

Para conocer más del Bazar de Mona, pueden escribir a sus redes sociales: Facebook, elbazardelamona; Instagram @elbazardelamona; Twitter, @elbazardelamona , o visitar su página web www.elbazardelamona.com.

“Todo es posible. La perseverancia es siempre bien recompensada. A la primera no sale todo bien, es un proceso de prueba y error, que nos enriquece, nos alimenta y nos llena de experiencia y sabiduría “, palabras fundamentales que da como consejo Simoné a los nuevos emprendedores. (AGS/ La Nación)