Opinión

Barco a la deriva

Por Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

 Las concesiones portuarias hechas a la carrera y a puro dedo, ya empiezan a causar problemas a los usuarios, en este caso la empresa portuaria Turca Yilport apadrinada por el Presidente de ese país ya empezó a sacar las garras modificando a su favor las tarifas al proponer el valor de la Tasa a $ 0,28 por caja de banano exportada.

Según los exportadores esta nueva tasa quita competitividad en el mercado internacional a la fruta ecuatoriana por la alta competencia entre países productores-exportadores que si cuentan con apoyo gubernamental, pero en cambio en el nuestro recién se estarían buscando opciones para compensar a los exportadores, ofrecimientos que por lo general no son cumplidos.

Según declaraciones del Sub Secretario de Puertos, ” las tarifas que se negocian entre exportadores y YilportEcu S.A. deberán contar con el sustento técnico ” y que ” hasta su revisión y aprobación no existirá ningún aumento de tarifas”. ¿Adivinen amigos lectores a quien favorecerá el sustento técnico que permita un alza en la tarifa?

Es posible que como ya empieza la campaña para la definitiva segunda vuelta electoral y la paranoia fantasmal de los conspiradores se ha vuelto a presentar, tratarán de inventar en la mitomanía que este justo reclamo será parte de un golpe de Estado preparado por la oposición.

Mi modesta opinión es que la Concesionaria hizo mal sus cálculos de arrendamiento e inversión en mejoras y ahora quiere pagarlas a costilla de los usuarios y como dice nuestro sabio pueblo: ” se quiere llevar el villegas a vaca”.

Prohibido olvidar, que los puertos son bienes estratégicos nacionales, que por ahora están en poder de empresas extranjeras.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.