Deportes

Barcelona sumará dos refuerzos

El estratega detalló que se están buscando dos jugadores más para reforzar el primer equipo de cara a la segunda etapa, sin dar nombres y especificar posiciones.

GUAYAQUIL. El técnico de Barcelona Sporting Club, Guillermo Almada, atiende dos frentes. La crisis económica y la propuesta del equipo en esta nueva etapa. Aunque no pierde la concentración para comenzar con pie derecho la segunda etapa del torneo nacional, ante Universidad Católica, este domingo en el estadio Olímpico Atahualpa, el técnico amarillo ya piensa en reforzar al plantel para esta fase.

El adiestrador uruguayo analizó los puestos que necesita cubrir y por eso pretende que el club fiche, sin decir las posiciones dónde reforzará el plantel, para que sumen en esta etapa que inicia como visitante.

Barcelona tiene sus 4 cupos de extranjeros completos y solo podría fichar un foráneo en caso de vender a Brahian Alemán, caso contrario los refuerzos deberán ser ecuatorianos. “Mi equipo siempre saldrá atacar y buscar el arco rival, vamos apuntar todo a la segunda etapa”

Además adelantó que ante Católica usará a los centrocampistas Gabriel Marques, de Brasil, y Hamilton Pereira, de Uruguay. “Contamos con los refuerzos para el partido ante Católica. Les faltará algo de ritmo futbolístico, pero es normal eso. Hemos sido protagonistas en estos 3 partidos. Hay que mejorar en lo defensivo y tener más ritmo de juego”.

Marques y Pereira reemplazan a Andrés Lamas y Alejandro Frezotti, que fueron contratados por pedido del anterior técnico, el uruguayo Rubén Israel, y que quedaron fuera del equipo. “Hay la posibilidad de sumar a dos refuerzos más al plantel para la segunda etapa. Eso lo hemos conversado con la directiva. Nosotros buscamos ser más contundentes en lo ofensivo. Nos pasó el domingo y también ante River”, complementó.

Conjuntamente, en una entrevista para diario Ovación de Uruguay, Almada resaltó que cambiar el pensar de los futbolistas ecuatorianos no ha sido tarea fácil. A pesar de que tienen físicos privilegiados, no están muy acostumbrados al profesionalismo.

“Cuesta cambiar porque tenían muy arraigado lo anterior. Una de las cosas que más les cuesta es acostumbrarse al ritmo de los entrenamientos. No están acostumbrados a la intensidad de nuestro trabajo. Pero en River al principio también nos costó. El jugador ecuatoriano es potente y rápido, en su mayoría son atletas, pero un poco distraídos. Les cuesta enchufarse en los partidos. Tampoco son muy profesionales, o quizás es que nunca les han dado las armas necesarias para serlo. No se les ha enseñado en las formativas», relató el técnico.

El técnico uruguayo también adelantó que incorporar un nutricionista a su cuerpo de trabajo. El motivo, la alimentación de los futbolistas es un aspecto que le preocupó a su llegada. “Hemos tenido que cambiar los menús en las concentraciones, porque la comida no era precisamente sana o la más adecuada para un deportista. Es riquísima, pero no lo que debe comer un futbolista. De repente el día del partido comían chuletas de cerdo, o una ensalada con mayonesa. Algo totalmente contraindicado para un deportista antes de competir”.

El cuerpo técnico de Almada está integrado por su ayudante Darwin Quintana, el profesor Gonzalo Barreiro y el entrenador de arqueros Héctor «Pirucho» Burgués. En principio había viajado Leonel Rocco, que entrenaba los arqueros de River Plate, pero tuvo que regresar por un problema familiar y viajó Burgués en su lugar. (DO/La Nación)