Deportes

Barcelona acecha al líder

Ismael Blanco fue el autor del único gol con el que Barcelona ganó a Deportivo Quito en el Monumental. Al minuto 42 del segundo tiempo.

GUAYAQUIL. El empate torero 0- 0 en el Casa Blanca del pasado domingo marcó una distancia entre Barcelona y el líder Independiente del Valle; ocho días después una nueva fecha se jugó, la situación cambió. Hoy, solo un punto separa a Barcelona de la cima de la segunda etapa que puede definir a un segundo finalista del torneo nacional.

Tras la victoria de los amarillos por 1-0 de local ante Deportivo Quito, el equipo de Rubén Israel  sumó 39 puntos, mientras los ‘chullas’ puede perder la categoría, apenas tiene 16 puntos.

El partido que comenzó a las 16h45 en el estadio Monumental, prometía ser un gran espectáculo. No obstante, durante la primera etapa esta situación no se dio, probablemente porque circunstancias como la desconcentración de algunos jugadores, la cual fue notaria en ambos equipos, no permitió ambos equipos desarrollar un juego de calidad.

Durante los primeros 15 minutos, Barcelona dominó el partido llegando por varias ocasiones hasta la portería de Rolando Ramírez. Esporádicamente, Barcelona llegó hasta el arco azulgrana y desestabilizó el juego de los visitantes, pero sin precisión en sus remates.

Mientras que Deportivo Quito presentó un equipo mixto pensando en sumar puntos para alejarse del descenso,  situación que fue aprovechada por los toreros, tornando como figura de su equipo  al ahogar por más de una ocasión el grito de gol torero. Al minuto 44 del primer tiempo  un remate de Luis Caicedo obliga a la estirada de Ramírez, el rebote le quedó para un jugador torero pero nuevamente Ramírez contuvo.

Luego de esta jugada, Barcelona se lanzó al ataque descuidando las marcas, pero su ambición les trajo buenos resultados. Al minuto 55  el argentino Ismael Blanco aprovechó el esférico luego de una serie de rebotes en el área azulgrana, quien sin marca y con un zurdazo raso el venció a Ramírez para que se desatara la locura en los graderíos del Monumental.

Luego del gol,  el partido se desarrollaba en el medio campo y las jugadas de peligro de ambos equipos llegaban con tiros de media distancia. En Barcelona probó con poca suerte  Cristian Suárez; en Deportivo Quito  hizo lo propio Jonathan Hansen,  con un remate que se estrelló en el vertical.

En los últimos minutos el partido se volvió dramático con un equipo quiteño volcado al ataque y el equipo toreros defendiendo el resultado.

Con el pitazo final, los hinchas toreros celebran ya que conocían el triunfo de Liga de Quito sobre el Independiente del Valle, equipos que jugaron al medio día. Mientras que Emelec venció a El Nacional, resultados que le favorecieron al equipo ‘torero’ para que se acerque a la punta del torneo nacional. (DO/La Nación)