Opinión

Baños, destino ideal para amantes de aventura, deportes y gastronomía

Baños, cantón tungurahuense tendrá una diversidad de actividades en el feriado más largo del país, para los amantes de aventura, naturaleza y gastronomía.

QUITO.  Alrededor de 60.000 visitantes recibirá Baños de Agua Santa, por el feriado más largo del año: del 2 al 6 de noviembre del año en curso, cuando se conmemora el Día de Difuntos e Independencia de Cuenca. Este cantón tungurahuense tendrá una diversidad de actividades para los amantes de aventura, naturaleza y gastronomía.

Marlon Guevara, alcalde de Baños, visitó la capital ecuatoriana para invitar a turistas nacionales y extranjeros a disfrutar de actividades culturales, artesanales, juegos tradicionales y ser parte de la particular celebración de la época de finados, con alegría y recordación. La agenda cultural es amplia para el deleite de los turistas nacionales y extranjeros.

 “Hoy tenemos un elemento natural, la mamá Tungurahua que está en actividad, y que sin duda va ser un atractivo más de este feriado”, destacó Guevara, quien a puertas de un largo feriado comenta que el cantón de Baños ofrece las garantías de seguridad para divisar este evento natural y para la práctica de deportes como: canyoning, rafting, puenting, visita a cascadas,  tarabitas y aguas termales.

Ante el cambio de alerta por la actividad del volcán Tungurahua, el cantón Baños ha definido las estrategias de seguridad para la población del lugar y los turistas, entre las medidas adoptadas se observa la activación del COE cantonal, que trabaja coordinadamente con Policía Nacional, Cuerpo de Bomberos, centros de salud pública y la Secretaría de Gestión de Riesgos.

La actividad turística es el principal ingreso para la población del Baños, quienes han aprendido a convivir con la constante actividad del volcán Tungurahua, los últimos 17 años, acciones que la catalogan como la principal ciudad resiliente.

A puertas del feriado, Baños se prepara para recibir a turistas nacionales y extranjeros, quienes podrán disfrutar de la naturaleza y la aventura en un rincón del Ecuador ubicado a 1.820 metros sobre el nivel del mar para vivir una experiencia única de relajación. (MINTUR/COLIBRI)